1 junio 2015 Industria, Tecnología

Chevrolet-Android-Apple-3
Durante los últimos años hemos ido viendo como los componentes tecnológicos que equipa un coche han ido convirtiéndose en uno de los puntos importantes que más se publicitan a la hora de promocionar un nuevo modelo. Además de la información que suele ser tradicionalmente importante para conocer las características de un coche, se incide en la capacidad de su pantalla táctil, las posibilidades de conexión, las posibilidades del navegador y todas las aplicaciones que hay a disposición del sistema operativo del coche.

Con todo esto, es cada vez más importante para que la gente tenga una opción de compra clara. Tanto, que las tendencias están cada vez más decantadas a hacer que el habitáculo sea lo más tecnológico posible. Esta es una discusión que se ha producido en el Consumer Electronics Show que se celebra Shanghái, donde se están presentando muchas de las tecnologías aplicadas a la conducción.

Todas las marcas están trabajando para conseguir motores más eficientes y que consuman menos ofreciendo más potencia. La tecnología aplicada en los materiales empleados, los sistemas de inyección y otros elementos que hacen que los coches mejoren su funcionamiento está avanzando a pasos agigantados, pero la que conlleva una mejora en la comodidad a la hora de conducir ha experimentado un adelanto impresionante en solo unos pocos años.

Hace solo cinco años era difícil encontrar un coche que tuviera un navegador incorporado en el salpicadero. Hoy, raro es el modelo que no lo tenga, aunque existan versiones más básicas que continúan sin tenerlo. De llevar uno de estos dispositivos se ha pasado la conectividad total con internet a través de una tarjeta SIM incorporada al sistema de entretenimiento e información tecnológica.

Según el jefe de compras de Audi, Luca de Meo, la importancia que se va a dar la parte tecnológica del interior va a crecer durante los próximos años. Tanto, que prevé que a partir del año 2020 será más importante para el comprador medio esta parte de conectividad y posiblidades técnicas que la incorporación de unos caballos de potencia extra.

Para de Meo, la aparición de vehículos eléctricos más baratos y la proliferación de modelos híbridos hará que se prefiera que haya una mayor incorporación de este tipo de elementos que una mayor potencia o más prestaciones mecánicas. Estamos a algo menos de cinco años para que se produzca esta situación. ¿Crees que miraremos más las posibilidades de conectividad y equipamiento de asistencia a la conducción sobre las especificaciones del motor?


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *