Audi Q7 4.2 V8 TDI 340 CV, prueba (Diseño exterior, interior y acabados)

Audi Q7 4.2 V8 TDI 340 CV, prueba (Diseño exterior, interior y acabados)

Escrito por: Diego G. Moreira    5 septiembre 2012     2 Comentarios     4 minutos

Segunda parte de la prueba del Audi Q7, en este apartado hablamos del diseño exterior, acabados y espacio interior.

Seguimos con el Audi Q7, nuestro protagonista durante estos días en el apartado de pruebas. Se trata del Audi más grande en todos los sentidos, sólo le hace sombra el Audi A8 en tamaño. Pero además el Q7 ofrece un plus para aquellos que buscan espacio, puesto que puede disponer de siete plazas.

Precisamente todo el apartado de diseño exterior, acabados interiores, espacio y habitabilidad será el tema de esta segunda parte de la prueba. Hace unos días en la primera parte hablamos de su potente motor 4.2 V8 TDI de 340 CV, así como del comportamiento y consumo.

Diseño exterior

En 2006 se lanzaba un SUV muy particular para Audi, se trataba de la primera incursión en este segmento por parte de la firma de los cuatro aros y sería el modelo que abanderaría los posteriores Q5 y Q3. Pero desde entonces los cambios en el Audi Q7 en el apartado de diseño han sido pequeños y siempre manteniendo la estética prácticamente invariable.

Actualmente los faros cuentan con la posibilidad de luces diurnas tipo LED, los intermitentes delanteros o los faros traseros, y algún que otro elemento diferenciador, pero siempre detalles menores que mantienen casi intacto exteriormente al Audi Q7.

Las diferencias estéticas entre el acabado base (Advance) y los dos siguientes niveles (Ambition y Ambiente) son reseñables. Por ejemplo, las luces diurnas tipo LED que rodean los faros delanteros son exclusivas de los dos niveles de acabado superiores, así como los intermitentes LED delanteros.

Por lo demás, tenemos un SUV de cinco metros de largo, con unas medidas más que considerables (con más de 2 metros de ancho) y unas aptitudes camperas que siempre están limitadas por dichas dimensiones y no debemos olvidar que es un SUV. Nuestra unidad de pruebas disponía de suspensión regulable en altura y dureza, y la tracción es de serie, pero aún así los neumáticos no son mixtos ni destaca por sus aptitudes off-road.

Otro elemento que incorporaba nuestro Q7, y es interesante, era el doble techo solar que aporta mucha luz al interior del coche.

Diseño interior, habitabilidad y calidad de acabados

Este apartado es el punto fuerte del Audi Q7, uno de los motivos por el que puede ser una compra interesante y donde deja a otras alternativas similares en un peor lugar. El Audi Q7 es amplio hasta con siete plazas, comparado con otros SUV de lujo con siete plazas sigue gozando de una mayor amplitud.

Pero primero vamos a empezar por delante, por el salpicadero y espacio en las plazas delanteras. Salpicadero con diseño típicamente Audi y con una calidad de terminación elevada. Las plazas delanteras se pueden definir más bien como butacas, con una excelente sujeción del cuerpo y una postura de conducción elevada.

En las plazas traseras pueden viajar tres adultos de forma bastante confortable, mientras que dos gozarán de un gran confort. La plaza central es más dura que los asientos laterales y se nota al viajar, además no es muy versátil al contar con el tren central elevado.

Eso sí, el espacio en las plazas traseras es más que abundante para los pies y para la cabeza. También hay salidas de aire de la climatización y en nuestra unidad, hasta regulador independiente del climatizador.

Las plazas de la segunda fila son desplazables para ganar espacio en la tercera fila o en la segunda, eso aporta una mayor practicidad interior.

Mientras que la tercera fila es sencilla de montar, dispone de dos grandes asientos y el espacio para la cabeza es correcto si no mides más de 1,75 metros. El acceso es lo que más me ha gustado de la tercera fila de asientos, y hasta disponen de salidas de aire, luces de cortesía y posavasos.

Si comparamos al Q7 con el BMW X5 que probamos hace unos meses, en la tercera fila podemos apreciar claramente que es más amplio el Audi y cuenta con un mejor acceso.

Huecos y maletero

En el apartado de huecos y espacio, el Q7 parece un monovolumen. Porque además de ser espacioso, también dispone de un buen nutrido numero de guanteras interiores. Tanto en las puertas, como en las puertas traseras y hasta en la tercera fila de asientos.

Mientras que el maletero es de medidas regulares y dispone de dos redes para sujetar nuestros objetos o para separar la carga. Además tiene un pequeño hueco debajo de la bandeja para guardar más cosas.

Su capacidad de 775 litros da fe del tamaño del maletero, ideal para los que buscan espacio. Incluso, con la tercera fila de asientos montada disponemos de espacio en el maletero para guardar pequeños objetos.

En la tercera parte hablaremos del equipamiento, sin olvidar el de seguridad y también del precio y valoración general del modelo.

Fotos | Diego G. Moreira y Equipo de Pruebas

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.