El Audi Quattro preparado por ABT se encuentra cara a cara con su descendiente, el RS5-R

El Audi Quattro preparado por ABT se encuentra cara a cara con su descendiente, el RS5-R

Escrito por: Javier López    12 noviembre 2018     Sin comentarios     3 minutos

Los Audi Quattro y RS5-R preparados por ABT se han visto las caras, con el objetivo de mostrar sus claras diferencias y los puntos en común entre ambos modelos.

El mundo de la automoción ha gozado de auténticas joyas automovilísticas, las cuales se han encargado de ir marcando el transcurso de la historia con su presencia. Dentro de estas se encuentra el Audi Quattro, un emblemático modelo que destacó no solo en el mundo del Rally, sino también como deportivo gracias a su innovador sistema de tracción total. ABT, un preparador especializado en los modelos pertenecientes al Grupo Volkswagen, ha decidido generar un emblemático encuentro entre el ya clásico Audi Quattro y su visión contemporánea de la deportividad, la cual se ve reflejada en lo que se conoce como Audi RS5-R.

Ambos modelos comparten un nexo común entre sí, que permite crear un vínculo directo entre el Audi Quattro y el actual RS5. ABT, quien se ha percatado de esto, no ha querido desaprovechar la oportunidad de poner cara a cara a sus dos creaciones, con el objetivo de analizar todas y cada una de las diferencias que han aparecido después de 38 años no solo en la industria de la automoción, sino también en la de la modificación.

Cuando el preparador germano modificó el Audi Quattro, los cánones establecidos en aquella época distaban mucho de los actuales, por lo que el uso de ciertos materiales o una estética más exaltada no estaban disponibles cuando la producción del deportivo de los cuatro aros aún se encontraba vigente. Sin embargo, ABT tuvo la pericia suficiente como para ofrecer unas modificaciones lo suficientemente notables, tanto en el apartado exterior con un nuevo kit aerodinámico y con un considerable aumento de potencia.

Cuando el Audi Quattro salía por las puertas de la fábrica germana en los años 80, escondía en sus entrañas un propulsor de 2.2 litros turbo capaz de generar 220 CV de potencia. Sin embargo, ABT fue capaz de extraer de las entrañas del deportivo alemán un total de 260 CV, una cifra que fue posible gracias a un soplado del turbo a 1.6 bar.

En la actualidad, el preparador germano también ha conseguido desarrollar importantes modificaciones para el Audi RS5, un deportivo que cuenta en su interior con un V6 turboalimentado de 2.9 litros capaz de desarrollar un total de 450 CV y 600 Nm de par. Después de pasar por las manos de ABT y someterse a una serie de modificaciones, el Audi RS5 no solo ha obtenido una «R» más en su apellido, sino también 530 CV y 690 Nm de par, unas cifras que se trasladan al asfalto con un 0 a 100 km/h en 3,6 segundos y una velocidad máxima de 280 km/h.

Ahora, tanto el Audi Quattro como el RS5-R han compartido escenario, buscando mostrar la evolución a la que han sometido tanto Audi como ABT a sus modelos pero, al mismo tiempo, también con el objetivo de hacernos participes de los puntos en común que presentan ambos modelos. De esta forma, podemos asegurar que Audi ha sabido cómo aplicar la última tecnología en sus modelos, pero manteniendo siempre intacta su característica esencia.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.