El Audi R8 se renueva: nuevo diseño y más potencia para el superdeportivo germano

El Audi R8 se renueva: nuevo diseño y más potencia para el superdeportivo germano

Escrito por: Javier López    24 octubre 2018     Sin comentarios     5 minutos

Audi acaba de presentar en primicia al nuevo R8, un modelo que se inscribe en un restyling capaz de ofrecer un diseño más atrevido y una mejora mecánica.

Al igual que ocurre con numerosos segmentos del mundo del motor, el de los superdeportivos también se ha visto sometido a diferentes cambios tecnológicos que afectan, principalmente, a su mecánica. Sin embargo, aún nos encontramos con marcas lo suficientemente valientes como para seguir apostando por lo más puro, pero sin renunciar a las innovaciones contemporáneas que azotan este sector que tanto nos gusta. En esta situación se encuentra el Audi R8, un modelo que se ha mantenido fiel a sus principios pero que acaba de acaba de recibir un restyling para no solo mejorar su diseño, sino también su mecánica.

El superdeportivo de los cuatro aros se ha mantenido durante toda su longeva vida en el escalafón más alto de este segmento, pero Audi ha decidido aplicarle una serie de cambios para seguir manteniendo intacta su buena reputación. Pese a que ante nuestros ojos el diseño del R8 no se anticipaba como vetusto, la firma germana ha modificado tanto su diseño externo como su mecánica en la carrocería coupé y spyder.

El nuevo lenguaje de diseño aplicado sobre el Audi R8

Como hemos visto en los últimos modelos de la marca, Audi está apostando por un diseño más juvenil y atrevido, el cual podemos apreciar en los nuevos A1 y Q3 y que también se ha posado sobre el R8. El superdeportivo alemán muestra un nuevo frontal y una nueva zaga, las cuales se caracterizan por contar con unas líneas más cortantes y frescas, otorgando al vástago de Audi una apariencia moderna pero que grita a los cuatro vientos deportividad.

La zona frontal se encuentra gobernada por la ya conocida singleframe, una parrilla hexagonal y única que afirma un carácter rudo y agresivo. El splitter delantero es uno de los elementos que más cambios ha recibido y donde podemos apreciar una importante mejora aerodinámica. Por una parte, nos encontramos con dos nuevas entradas de aire que se apoyan sobre unas branquias laterales que ayudan a mejorar considerablemente la estética del R8. Al mismo tiempo, se pueden apreciar unas pequeñas muescas al final del capó delantero, las cuales nos recuerdan rápidamente a las que presenta el nuevo A1 y que se inspiran en el emblemático Audi Quattro.

En cuanto al lateral del superdeportivo de Audi, no apreciamos grandes cambios respecto a la versión anterior, pero es la zaga la zona con la que los diseñadores han dejado volar su imaginación. Uno de los principales cambios de la zona posterior son las colas de escape, ya que Audi ha decidido recuperar las tomas redondeadas que caracterizaban a la variante más potente de la primera generación del R8.

Los dos paneles laterales de la parte posterior, que buscaban refrigerar el motor, han sido sustituidos por una sola franja, la cual recorre de punta a punta la trasera del Audi R8 2019. Por si no fuera suficiente, ahora el difusor trasero cuanta con una nueva orientación que apunta hacia arriba para ofrecer un mejor trabajo aerodinámico. El propulsor también ha sido objeto de modificaciones, ya que ahora incorpora una nueva tapa de tres elementos que pueden ser rematados en plástico o fibra de carbono.

Por último pero no menos importante, Audi ha querido ampliar la paleta de colores para el R8, permitiendo que se inscriban nuevas tonalidades como el gris Kemora y azul Ascari. Para hacer aún más personalizable al superdeportivo germano, la firma de los cuatro aros permitirá a sus clientes escoger entre tres packs de equipamiento distintos en función de la motorización.

Adiós V10 Plus, hola V10 Performance

Como os mencionábamos, los cambios que ha experimentado el Audi R8 no se limitan al apartado estético, sino que también se han visto aplicados en el mecánico. El carismático propulsor V10 atmosférico de 5.2 litros sigue siendo el protagonista absoluto en el R8, pero la firma germana ha decidido exponerlo a un ajuste de tuercas para conseguir extraer aún más potencia.

Ya es costumbre que Audi permita a sus clientes elegir entre dos niveles de potencia a la hora de configurar a su R8 ideal. Esto se veía representado hasta la fecha por el V10 a secas y por el V10 Plus, pero la firma de los cuatro aros ha decidido cambiar la denominación. A partir de ahora será Performance el apellido la versión más radical del R8, y la cual se encargará de ofrecer 620 CV de potencia frente a los 610 CV que declaraba la variante anterior.

Este cambio también se puede apreciar en la variante de acceso del R8, que pasa de 540 CV a 570, una cifra que marcará una importante diferencia. Pero todo esta caballería también hay que frenarla, por lo que Audi ha mejorado el sistema de frenos -que por supuesto siguen siendo carbocerámicos- y conseguir que el nuevo Audi R8 pueda pasar de 100 km/h a 0 en 1,5 metros menos que antes y de 200 km/h a 0 en 5 metros menos, unas distancias no solo apreciables en la pista, sino también en la carretera.

Disponible a partir de 2019

El nuevo Audi R8 llega para quedarse y, pese a que presenta grandes similitudes con la primera versión de esta segunda generación, sus notables cambios buscan marcar un antes y un después. Será a principios del año que viene cuando la firma germana abra la lista de pedidos de su actualizado superdeportivo, con el objetivo de mantenerse entre los más deseados de su segmento.

De esta forma, Audi nos sigue demostrando sus claras ganas de apostar por lo radical y más puro, donde el máximo exponente de ambas características es, sin duda alguna, un superdeportivo con motor atmosférico. De momento desconocemos los precios del restyling del Audi R8, pero muy pronto serán más los datos que nos proporcione la firma de los cuatro aros.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.