Audi RS3 Sedán vs Jaguar I-Pace: ¿podrá la gasolina contra la electricidad?

Audi RS3 Sedán vs Jaguar I-Pace: ¿podrá la gasolina contra la electricidad?

Escrito por: Javier López    10 agosto 2018     Sin comentarios     3 minutos

Los chicos de Carwow han enfrentado en esta ocasión al Audi RS3 Sedán contra el Jaguar I-Pace, para demostrar si la gasolina es mejor que la electricidad.

Las alternativas a la gasolina están adentrándose en el mundo de la automoción con fuerza y determinación, provocando que numerosos clientes renuncien a la combustión y accedan a la electricidad. A día de hoy, los vehículos 100% eléctricos se encuentran en la tesitura de ofrecer prestaciones de deportivos e incluso de superdeportivos, algo que nos pretende demostrar Jaguar con su I-Pace, el primer SUV eléctrico de la firma. Este modelo es capaz de desarrollar hasta 400 CV de potencia, y no hay mejor forma de analizar las virtudes de un vehículo que sobre la pista.

Ni cortos ni perezosos, los chicos de Carwow llevaron al SUV inglés a su circuito más asiduo, pero no solo para ponerlo a prueba, sino para compararlo con un vehículo gasolina y de misma potencia. El Audi RS3 Sedán ha sido el candidato escogido para poner contra las cuerdas al Jaguar I-Pace, puesto que ambos modelos son capaces de desarrollar 400 CV pese a que pertenecen a segmentos diferentes, algo que provoca que la prueba sea un poco desequilibrada, pero igualmente interesante.

El Jaguar I-Pace es capaz de erogar 400 CV en su versión EV400, una cifra que procede de dos propulsores 100% eléctricos. Al mismo tiempo, el SUV británico es capaz de erogar 696 Nm de par, una cifra que se entrega de manera prácticamente instantánea al no contar con una caja de cambios. De esta manera, el I-Pace es capaz de alcanzar los 100 km/h en 4,8 segundos y una velocidad máxima de 200 km/h.

En el lado de la gasolina nos encontramos con el Audi RS3 Sedán, una berlina que deriva de uno de los compactos deportivos más aclamados de todos los tiempos. En sus entrañas se esconde un motor de cinco cilindros en línea y 2.5 litros capaz de desarrollar 400 CV -al igual que su rival- y 480 Nm de par. Estas cifras permiten al sedán germano pulverizar el 0 a 100 km/h en 4,1 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 250 km/h.

Sin duda alguna, las diferencias aerodinámicas y de peso entre ambos modelos provocan una acusada desigualdad en el enfrentamiento, pero la posibilidad de ver un encuentro entre un vehículo de gasolina y otro eléctrico cautiva nuestra atención. La característica carrera de drag ha provocado que el Audi RS3 se alce con la victoria, puesto que el sedán ha conseguido hacer el cuarto de milla más rápido. En el test de salida en movimiento toma la delantera el I-Pace por su entrega de par instantánea, pero finalmente el RS3 resulta ganador gracias a su ventaja por velocidad punta.

Por último pero no menos importante, la prueba de frenada ha sido muy ajustada entre ambos modelos, pero el mayor peso del SUV eléctrico ha provocado que la balanza se decante hacia el Audi RS3 Sedán. Pese a la diferencia de pesos y de segmentos, el Jaguar I-Pace ha demostrado unas prestaciones apabullantes, las cuales nos insinúan que la firma inglesa poco a poco conseguirá ofrecer vehículos eléctricos igual o incluso más eficaces que los de combustión.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.