BMW M760Li xDrive, larga vida al V12

BMW M760Li xDrive, larga vida al V12

Escrito por: Daniel Valdivielso   @valdi92    12 febrero 2016     Sin comentarios     2 minutos

Si hace unos días conocíamos la nueva generación del Alpina B7, la variante de la Serie 7 por parte del preparador Alpina, hoy es la propia BMW la que nos sorprende.

Y nos sorprende con el lanzamiento inesperado de la versión más potente de la nueva generación de la Serie 7. Se llama M760iL xDrive, y lento lento, no es.

BMW se descuelga de las tendencias actuales con la introducción de la variante más potente y prestacional de la historia de la Serie 7. La firma alemana cuenta con una larga tradición en motor V12, ya que desde el lanzamiento de la segunda generación de la Serie 7 (E32) allá por el año 1991, BMW ha utilizado ininterrumpidamente propulsores de 12 cilindros en V.

La utilización de motores V12 responde sobre todo a una cuestión de imagen. Los V12 siempre se han correspondido con la máxima expresión del lujo y la tecnología, situándose como la variante representativa de la gama. Para esta generación, BMW ha optado por inclinarse más hacia las prestaciones y la deportividad en lugar de anclarse en el simple lujo, algo que demuestra ya con la denominación comercial de esta versión, con una “M” en su nombre.

BMW M760Li xDrive

El M760iL se distingue de cualquier otra versión de la Serie 7 gracias a una serie de aditamentos estéticos específicos para esta variante. El M760iL monta un completo pack que comprende desde paragolpes hasta llantas, pasando por un sistema de escape deportivo con salidas cuádruples y colores especiales para la carrocería.

En el interior también se encuentran numerosas “pistas” que nos recuerdan que no estamos ante un Serie 7 “normal y corriente”. Y es que el M760iL monta volante y pedales deportivos, umbrales de puerta con el distintivo “M760iL” y una consola central rematada en piano black con la inscripción V12 bien visible.

BMW M760Li xDrive

Esta versión se convierte en la más prestacional de toda la historia de la Serie 7

Mecánicamente el M760iL xDrive es, literalmente, un portento. Su propulsor 6.6 V12 TwinPower Turbo ofrece ni más ni menos que 600 CV y 800 NM, cifras mareantes. Como dato curioso, recalcar que este motor ofrece el doble de potencia que el primer Serie 7 V12, aquel 750iL de 300 CV. Esta brutalidad de motor está asociado a una transmisión automática de 8 velocidades, que transmite la potencia al suelo a través de un sistema de tracción total permanente xDrive.

Las prestaciones de este M760iL lo convierten en el Serie 7 más rápido de la historia con una aceleración de 0 a 100 km/h en 3.9 segundos, y una velocidad máxima limitada a 250 km/h. En esta versión se puede optar por un paquete M Driver’s Package que, entre otras cosas, recalibra la limitación de velocidad para alcanzar los 305 km/h.

Fuente | BMW

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.