Chevrolet Volt, prueba (Equipamiento, precio y valoración)

Chevrolet Volt, prueba (Equipamiento, precio y valoración)

Escrito por: Jaime Arruz    7 noviembre 2013     5 minutos

Concluimos la prueba del Chevrolet Volt abordando las diferentes opciones de equipamiento, el precio de la gama española y con la valoración final de este peculiar modelo, tanto por su propulsión eléctrica como por su imagen.

En la primera parte de la prueba del Volt nos centramos en la practicidad de uso, la respuesta del motor y las opciones de carga de la batería de este eléctrico de autonomía extendida, mientras que en la segunda parte dimos toda la información relacionada con el diseño exterior e interior, la calidad de realización y el espacio del habitáculo, la dotación de huecos para objetos y el tamaño del maletero.

Equipamiento

Chevrolet_Volt_40

Iniciamos este apartado, como en las otras pruebas que realizamos, detallando los sistemas de seguridad que tiene de serie el modelo analizado, en este caso el Volt. La dotación de seguridad es muy amplia, con ABS, control de estabilidad (‘StabiliTrak’), control de velocidad, dirección asistida eléctrica, distribución electrónica de frenado (EBD) y siete airbags, incluido uno para las rodillas del conductor y el acompañante delantero.

Sistemas de ayuda a la conducción, como la conexión automática de luces o el freno de estacionamiento eléctrico. Se pueden echar de menos dispositivos tecnológicos cada vez más frecuentes, como el aviso por cambio involuntario de carril o la detección de objetos en el ángulo muerto. El Opel Ampera, gemelo del Volt, sí ofrece algunos de ellos.

Chevrolet_Volt_41

En las pruebas de seguridad EuroNCAP, el Volt obtuvo la máxima puntuación, cinco estrellas, cuando fue sometido al test en 2011. La mejor nota (86%) la logró en asistencia a la seguridad, justo por delante de la protección de pasajeros (85%). En la prueba de protección infantil llegó al 78% y en la de peatones al 41%.

A diferencia del Opel Ampera, la gama Volt no tiene niveles de equipamiento sino que hay unos cuantos (muchos) elementos de serie y otros opcionales. Entre los primeros, además de los relacionados con la seguridad que comentábamos anteriormente, sobresalen el climatizador, la luz diurna, los pilotos y los antiniebla de LED, el volante con ajuste en altura y profundidad, el acceso y arranque sin llave, la calefacción en los asientos delanteros, la tapicería de cuero, el sistema manos libres Bluetooth para teléfonos móviles y el equipo de sonido con conexiones USB y Aux-In, además de las llantas de aleación de 17 pulgadas.

Chevrolet_Volt_26

Prácticamente todos los elementos opcionales forman parte de uno de los dos paquetes de equipamiento disponibles. El ‘Pack Seguridad’ incluye cámara de visión trasera con gráficos de ayuda al aparcamiento, alarma y sensores en los paragolpes para evitar rozarlos al maniobrar, mientras que el ‘Pack Navegador’ tiene navegador con mapas de Europa, reproductor de DVD, reconocimiento de voz y disco duro de 30 GB para archivos multimedia.

Precio

Chevrolet_Volt_13

Como decíamos más arriba, en España únicamente se comercializa una versión del Volt. Está disponible desde 45.025 euros, sin las ayudas gubernamentales disponibles para la compra de vehículos eléctricos. Las ayudas son de 3.500 euros de subvención, cuantía que se determina para los modelos con una autonomía eléctrica de entre 40 y 90 kilómetros —el máximo, con 5.500 euros de ayuda, es para los que pueden recorrer 90 kilómetros o más—. Así, hay un Volt desde 41.525 euros.

El Opel Ampera se puede adquirir desde 44.180 euros, que con las ayudas gubernamentales se quedan en 40.680 euros. Aunque hay casi 1.000 euros de diferencia a favor del Ampera, el Volt está más equipado ya que tiene de serie elementos que ni siquiera son opcionales en el Ampera, como tapicería de cuero en los asientos, el volante y el pomo del cambio o asientos delanteros con calefacción. Además, la lista de opcionales del Volt es mucho más amplia. La versión más costosa del Ampera está más próxima al Volt por equipamiento pero cuesta casi 1.000 euros más

Precio unidad probada: 45.025 € + Pintura metalizada 540 € + Pintura tri-color premium 820 € + Navegador 1.900 € + Pack Seguridad 1075 €. Total: 49.360 €. C

Con las ayudas del Gobierno, nuestra unidad de pruebas se puede adquirir por 45.860 euros.

Valoración general

Chevrolet_Volt_2

Muy satisfactorio y agradable para unos, desesperante para otros. Así podríamos simplificar lo que hoy día significa ser propietario o al menos conducir frecuentemente un Chevrolet Volt, o casi cualquier eléctrico. ¿Por qué? Pues porque todo aquel que disponga de una toma de corriente accesible en casa o el trabajo para recargarlo será feliz y podrá disfrutar al 100% de la suavidad y ausencia de ruido del Volt, mientras que aquel que no tenga acceso a punto de recarga cercano y dependa de la red pública, seguramente termine desesperado y cabreado.

El Volt únicamente tiene sentido en caso de poder recargarlo frecuentemente. Sino, utilizarlo siempre como coche de gasolina, aunque no sea exactamente así técnicamente, y pagar los casi 45.000 euros que cuesta no tendrá mucho sentido si se compara con berlinas de su tamaño.

Pero si disponemos de una vivienda unifamiliar o no nos encontramos con problemas por instalar una toma de carga en el garaje comunitario, el Volt será fuente de satisfacciones continuas. En esas circunstancias, si se desea un coche diferente, tanto por diseño como por concepto, poco contaminante, muy útil en ciudad y con el que se puede viajar en familia sin problemas, el Volt debe ser una opción a valorar, siempre que se disponga de un presupuesto superior entre 40.000 y 50.000 euros. El ser de los primeros en conducir un eléctrico y el sentirse bien consigo por no contaminar, quizá, no tenga precio.

Fotos | Jaime Arruz y Equipo de pruebas

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.