Consejos para optimizar la autonomía y la recarga de un coche eléctrico en invierno

Consejos para optimizar la autonomía y la recarga de un coche eléctrico en invierno

Escrito por: Antonio Roncero   @roncero_antonio    17 diciembre 2021     4 minutos

Audi nos da unos consejos para mejorar la autonomía y cuidar la batería de sus coches eléctricos en invierno que también te pueden servir de ayuda… aunque no conduzcas un modelo de la marca de los cuatro aros.

Lo normal es que los coches eléctricos incorporen distintos sistemas para preservar las baterías y su capacidad de carga, por ejemplo cuando se utiliza carga rápida de alta potencia, o cuando toca conducir y recargar con temperaturas muy bajas, como en invierno. Pero aun así, conviene tener en cuenta una serie de consejos que pueden ayudar a alargar la duración de la batería de alto voltaje de un coche eléctrico, y a ganar unos kilómetros de autonomía que pueden venir muy bien durante un viaje.

Audi da una serie de consejos a los clientes de sus modelos e-tron para que la batería funcione de forma eficiente durante el invierno y conseguir una autonomía óptima que también pueden ser de utilidad para los usuarios de otros coches eléctricos, aunque no sean de la marca de los cuatro aros.

1.-  Preacondicionar la batería utilizando el temporizador de salida

Todos los coches eléctricos ofrecen hoy en día la posibilidad de utilizar una aplicación para controlar de forma remota la climatización previa del habitáculo mientras el coche está conectado a la corriente en el punto de carga. De esta forma, ahorras energía de la batería respecto a iniciar el recorrido con el coche cargado, lo que redunda en una mayor autonomía.

Audi Q4 50 E Tron Quattro Edition One

Además, los sistemas de preacondicionamiento como el que utiliza Audi no sólo se encargan de poner a punto la temperatura en el habitáculo, sino que también precalientan la batería utilizando energía externa. Indicando la hora de salida con el temporizador de carga se puede regular el proceso de recarga para que la batería tenga la temperatura óptima justo antes de empezar un recorrido. El sistema de preacondicionamiento incluso funciona durante la conducción: si se programa como destino una estación de carga de alta potencia, el coche llegará al momento de iniciar la carga con la batería a la temperatura adecuada para que la recarga produzca el menor estrés posible a la batería.

2.- Utilizar un planificador de rutas

El denominado «planificador de rutas» también es cada vez más común en los coches eléctricos, aunque no sean de gama alta. Permiten aprovechar mejor la energía de la batería al tener en cuenta los datos del tráfico y del recorrido, considerando factores como el estilo de conducción e incluso el tiempo de recarga necesario en función del viaje programado.

Audi E Tron Gt Quattro

Estos planificadores de ruta no solo buscan el recorrido más eficiente, sino que también pueden aconsejar realizar dos paradas para cargar parcialmente la batería con carga rápida en vez de una única parada para cargar al completo con carga convencional.

3.- La recarga de la batería en invierno

El rendimiento de una batería de alto voltaje depende del nivel de carga y de la temperatura: cuanto más baja sea la temperatura exterior, menor cantidad de energía puede suministrar la batería. En lo referido a la recarga, el sistema de gestión de la batería que incorporan estos coches se encarga de optimizar la potencia cuando se carga con corriente alterna, de forma que la recarga produzca el menor estrés posible en la batería.

Audi E Tron Gt Quattro

En invierno, con temperaturas exteriores muy bajas, el sistema de gestión de la batería reduce de forma automáticamente la capacidad de carga para evitar un deterioro prematuro. Aun así, lo aconsejable es utilizar carga lenta y recargar lo antes posible después de finalizar el recorrido, para aprovechar que la batería aún está caliente y la recarga es más rápida y produce menos estrés en la batería.

4.- No recargar hasta el 100% salvo para largos recorridos

Otras medidas para alargar la vida de la batería, especialmente en invierno, son no recargar más allá del 80% de su capacidad total durante la utilización convencional, con recorridos cortos o medios. Se puede recargar hasta el 100% si vas a realizar un viaje largo, pero si no vas a necesitar toda la autonomía y vas a poner el coche a recargar, lo mejor es utilizar el gestor de recarga para activar el limitador o detener la recarga cuando se alcanza una capacidad de alrededor del 80 por ciento.

Audi E Tron Gt Quattro

Para alargar su vida útil, también es recomendable no «apurar» la batería si la capacidad desciende del 20%, y no hacerlo nunca hasta dejarla vacía.

5.- Utiliza los asientos calefactados y limita el uso del climatizador

Si tu coche eléctrico dispone de elementos como los asientos calefactados, una buena medida para mejorar la autonomía es utilizarlos para conseguir un buen confort en el habitáculo en vez de la climatización del vehículo. O, al menos, alternar ambos sistemas. La calefacción de los asientos es muy eficaz al estar en contacto directo con el cuerpo, y el sistema necesita menos energía eléctrica para funcionar, lo que aumenta la autonomía.

Información de interés relacionada

 

Deja un comentario