Culmina la vuelta al mundo con el Mercedes Clase B F-Cell y las conclusiones no son esperanzadoras

Culmina la vuelta al mundo con el Mercedes Clase B F-Cell y las conclusiones no son esperanzadoras

Escrito por: Fernando Alvarez    23 junio 2011     Comentario     1 minuto

No la tiene fácil el coche a hidrógeno. Pero antes de que me malinterpretes, decir que el viaje alrededor del mundo hecho por el Mercedes Clase B F-Cell ha terminado y aunque desde el punto de vista del coche fue todo un éxito, en materia de rebastecimientos de hidrógeno fue poco menos que desastrosa.

Y esto es lo que ha encendido la mecha para una inversión millonaria en infraestructura de hidrógeno que planea hacer la compañía alemana. Con varios modelos experimentales que funcionan a base de hidrógeno, Mercedes-Benz se dispone a invertir “millones de euros” en tecnología y puntos de recarga, con tal de que sus coches tengan en donde reabastecerse.

El plan de inversiones en infraestructura de hidrógeno de Daimler AG ya estaba planeado de antemano, aunque ahora el plan no se limitará solamente a Alemania, ya que el objetivo es ampliar la red todavía más, cubriendo más puntos de recarga en suelo europeo y siendo parte de asociaciones con otras compañías que son punteras en la materia.

La señal de que Mercedes desembolsará mucho dinero de ahora en más, la ha dado el mismo Dieter Zetsche en persona, cuando ha dicho que el desarrollo de la infraestructura tiene que acelerarse a partir de ahora.

No sé cuáles son las proyecciones de Daimler en cuanto al hidrógeno, en momentos en que la electricidad parece ser la panacea. Pero han de ser cuantiosas, para que se corra el riesgo de ir mucho más allá con el coche a hidrógeno. No solamente invirtiendo en su tecnología, sino también para que tenga lugares en donde repostar.

Vía | Autoevolution

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.