El futuro de Fisker Inc. pasa por vender coches asequibles

El futuro de Fisker Inc. pasa por vender coches asequibles

Escrito por: Miguel Lorente    21 enero 2019     4 minutos

Fisker Inc. volverá al mercado en 2021 con otra berlina eléctrica pero más asequible, rivalizando así con modelos como Tesla Model 3 o Audi e-tron GT

Henrik Fisker, el que fuera líder del fracasado proyecto Fisker Automotive, que dio la vida al Fisker Karma, aquella imponente berlina híbrida vendida entre 2008 y 2011, anuncia que Fisker Inc. venderá un coche eléctrico asequible en 2021.

No deja de resultar curioso que la semana pasada cerrásemos con la información sobre el acuerdo de colaboración entre Karma Automotive y Pininfarina, y que ésta, gracias a la entrevista realizada a Automotive News Europe, sepamos que Fisker vuelve a fabricar coches con una doble estrategia de mercado.

Karma Automotive fabricará sus coches nuevos diseñados por Pininfarina

Karma Automotive fabricará sus coches nuevos diseñados por Pininfarina

Karma Automotive contará con el diseño del carrocero italiano Pininfarina para sus próximos automóviles

LEER MÁS

La vuelta de Fisker como fabricante

Como te decíamos, Fisker Automotive quebró en 2014 y acabó siendo rescatada por el grupo inversor chino Wanxiang, transformando sus cenizas en Karma Automotive. Algo que no impidió que, el que fuera responsable de diseño de BMW y Aston Martin, retomara su carrera como constructor.

El vehículo que ya conocemos de Fisker Inc. es una berlina eléctrica de lujo, el Fisker EMotion. Un coche nuevo que es imposible no encontrar semejanzas con su Fisker Karma, tanto en diseño como en concepto. Un turismo de lujo presentado en el CES de Las Vegas en 2018 y, cuyo precio, se establece desde 129.000 dólares.

Fisker Emotion

Pero el próximo coche en el que Fisker Inc. ya trabaja estará uno o dos escalones por debajo de la escala del lujo. Así, el coche eléctrico que Fisker pretende popularizar tendrá un coste de 40.000 dólares o 40.000 euros, según el mercado, y será un automóvil eléctrico.

Este coche eléctrico de Fisker será producido en Estados Unidos, aunque aún no tienen ubicación ya que se encuentra en fase de búsqueda de un emplazamiento aunque abre la posibilidad de reutilizar alguna de las plantas de General Motors que tienen en Ohio o Michigan y que en noviembre de este año cesarán su actividad.

El futuro de los coches eléctricos

Henrik Fisker apuesta por un coche eléctrico de precio asequible. Tras vivir la experiencia de fabricar y vender al doble de precio el que fuera su Fisker Karma, en Europa partía de 80.000 euros, el propio Fisker apuesta por coches de precio más accesible para favorecer la venta de los coches eléctricos.

Fisker Orbit

Con todo ello, asegura que es más fácil vender coches eléctricos de lujo que utilitarios eléctricos debido a que, quien se acerca a los automóviles de lujo no tiene tantas reticencias económicas como quien busca un coche modesto.

Por eso apuesta porque el Fisker EMotion tenga un hermano más modesto y que se venda por un precio competitivo y asequible. Los grandes fabricantes producen grandes volúmenes de sus modelos, lo cual les lleva a abaratar costes de producción y, por ende, a ajustar más sus precios.

Constructores como Fisker Inc. que, actualmente cuenta con un centenar de trabajadores, no pueden competir contra esa dinámica pero sí adaptarse a ella ofreciendo un producto asequible para un público más voluminoso.

Una de las claves es contar con elementos procedentes de otros fabricante, como pudieran ser las baterías, los inversiores o los propios motores eléctricos, así, se podrían reducir costes y reducir los precios.

Baterías sólidas Fisker Inc.

El futuro también pasa por reformular las opciones de negocio. Vender o arrendar para generar ingresos. Junto con el leasing renting de coches,, el nuevo modelo de uso por suscripción de coches también entra dentro de los planes de Fikser junto con operar a través de internet, eliminando ciertos servicios físicos como, pudiera ser, la propia venta o alquiler de sus coches en concesionarios, inspirándose en plataformas y servicios como Uber.

El nuevo coche de Fisker Inc. rodará en 2020

O, al menos ésa es la intención del CEO de la empresa. Tener en 2020 los primeros vehículos de pruebas para el próximo año y, en 2021 vender el coche eléctrico de Fisker Inc. Un vehículo cuya autonomía debería tener entre 400 y 500 km, en teoría.

Gracias a los nuevos proyectos, Fisker tiene una previsión de multiplicar por cinco su plantilla en los próximos cinco años. Esto da a entender, que lo que hoy parece una fabricante casi artesanal, una empresa emergente, puede crecer exponencialmente si, esta vez, todas las variables juegan a favor de la hoja de ruta de Henrik Fisker.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.