Ford retira 322.000 automóviles en Europa por riesgo potencial de incendio de la batería

Ford retira 322.000 automóviles en Europa por riesgo potencial de incendio de la batería

Escrito por: Mónica Redondo   @MonicaRedondoD    24 septiembre 2019     3 minutos

La marca del óvalo ha llamado a revisión a 322.000 unidades del Ford Mondeo, del Ford S-Max y del Ford Galaxy por un riesgo potencial de incendio en la batería.

La marca del óvalo se ha visto obligado a retirar alrededor de 322.000 automóviles en Europa por un riesgo potencial de incendio en la batería. Los modelos incluidos en esta llamada a revisión son el Ford Mondeo, el Ford S-Max y el Ford Galaxy, fabricados entre el mes de febrero de 2014 y febrero de 2019.

Según ha informado un portavoz del fabricante de automóviles, el problema implica la fuga de ácido de la batería alrededor del terminal negativo de la batería, lo que a su vez podría causar que falle el sensor del sistema de monitoreo de la batería, lo que podría llegar a ocasionar que la batería se sobrecaliente y con ello, se produzca un incendio. 

Ford retirará 101.000 vehículos en Alemania, 56.000 unidades en el Reino Unido, y el resto se extenderá por los mercados europeos clave del fabricante estadounidense. Los tres modelos; Mondeo, S-Max y Galaxy, se están construyendo actualmente en la planta que la marca del óvalo posee en Almussafes, Valencia.

El Ford Kuga, la Ford Transit Connect y la Ford Tourneo Connect también se están fabricando en la planta de producción que el fabricante de automóviles posee en nuestro país.

Modelos producidos entre febrero de 2014 y febrero de 2019

En 2015, se informó que esta fábrica podía producir más modelos y derivados que cualquier otra instalación de Ford en Europa y que en el futuro, la planta ganaría la capacidad de construir hasta 450,000 vehículos por año. «Nuestra operación en Valencia se ha convertido en un verdadero estado de la industria en términos de flexibilidad, productividad e innovación en la calidad de fabricación», ha declarado el Director de Operaciones de Ford de Europa, Barb Samardzich en ese momento.

Dado que el retiro del mercado incluye modelos construidos hasta febrero de este año,  significa que las minivans Ford S-Max y Ford Galaxy actualizadas en 2019 también se ven afectadas. Las dos placas de identificación obtuvieron nuevos motores diésel, una caja de cambios automática de 8 velocidades y más tecnología de seguridad hace solo un año.

Desde la marca han asegurado que «con el tiempo puede notarse un crecimiento de sulfato de cobre. Esto a su vez podría proporcionar una capa conductora debajo del sensor de monitoreo de la batería, creando una baja resistencia a tierra». «El aumento del flujo de corriente, debido a la baja resistencia, podría causar que el material circundante se caliente hasta un punto en el que se podría provocar un incendio». El trabajo de reparación se realizará de forma gratuita por parte de los concesionarios Ford. El trabajo de reparación implicará la instalación de un puente de fusibles en el sistema del monitor de la batería.

No es la primera vez que la marca del óvalo llama a revisión a alguno de sus modelos. La llamada a revisión más reciente se desveló el pasado 13 de septiembre. En ese momento, Ford dijo que estaba retirando del mercado algunos SUV Ford Explorer de 2017 después de recibir informes de 31 personas que se lesionaron las manos con bordes afilados en el costado del asiento delantero.

2019 Ford Mondeo Hybrid

La compañía dijo que los propietarios podrían entrar en contacto con los bordes afilados al alcanzar entre el asiento delantero eléctrico y la consola central, lo que podría provocar lesiones. Este retiro afecta a 311,907 vehículos en los Estados Unidos y territorios federales, 23,380 en Canadá y 3,045 en México.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.