Así funciona la innovadora aerodinámica del nuevo Porsche 911 Turbo S

Así funciona la innovadora aerodinámica del nuevo Porsche 911 Turbo S

Escrito por: David Lopez   @espacionblanco    17 abril 2020     6 minutos

El renovado Porsche 911 Turbo S esconde un trabajado diseño acorde a su potencia, pero también elementos aerodinámicos activos que han ampliado sus funciones

Hace poco más de un mes Porsche nos anunciaba el nuevo y espectacular 911 Turbo S, un renovado modelo que llega pisando muy fuerte gracias, en primer lugar, a una estética en la que se ha sabido reunir a la perfección clase y buen gusto con una clara orientación deportiva gracias a distintos elementos y es que, en segundo lugar, el Turbo S entregará unas prestaciones muy superiores a todos sus futuros propietarios.

Uno de los secretos para que el Porsche 911 Turbo S nos ofrezca sus grandes prestaciones es debido a la aerodinámica activa que incorpora, una tecnología que se encuentra a la orden del día entre los mejores deportivos pero que no es algo que hayan descubierto recientemente. En el caso de Porsche, nos tenemos que remontar a 1989 con el 911 Carrera 4 (964), primer modelo de la marca en incorporar un alerón trasero desplegable eléctricamente; mientras que, en 2014 con la presentación del 911 Turbo, ya se hacía uso de la tecnología de aerodinámica activa en función de la velocidad y el modo de conducción.

Aerodinámica Porsche 911 Turbo S (10)

Con el paso de los años esta tecnología ha ido evolucionando en los deportivos y ayudando a que, en el caso del nuevo Porsche 911 Turbo S, se llegue a un coeficiente aerodinámico mínimo de 0,33 en su configuración más eficiente. Esto se consigue gracias a que ahora son más los elementos que trabajan en aras de la aerodinámica, como por ejemplo las rejillas de aire delanteras, el deflector delantero, el mejorado alerón trasero o las nuevas funciones Wet y Aerofreno.

Rejillas de aire de refrigeración con regulación continua

Puede parecer una tontería, pero detalles como estos son los que hacen que el Porsche 911 Turbo S sea un vehículo especial y, como no, que tenga el precio que tiene. En las entradas de aire laterales situadas en la parte delantera se encuentras las rejillas del aire de refrigeración, las cuales están permanentemente ajustándose, controlando el flujo de aire que pasa a los radiadores, logrando así gracias a un sistema inteligente de la gestión de la energía un equilibrio perfecto entre las necesidades de refrigeración, electricidad necesaria para el ventilador y la aerodinámica.

Aerodinámica Porsche 911 Turbo S (4)

De esta manera, estas rejillas se cierran rápidamente cuando superamos los 70 km/h, logrando así un beneficio en la media de consumo diario, pero si superamos los 150 km/h éstas se abren linealmente para mejorar la aerodinámica a altas velocidades. También permanecerán abiertas si activamos alguno de los modos Sport, Sport Plus y Wet o si desactivamos el sistema Porsche Stability Management (PSM), ya que la prioridad es la dinámica de conducción.

Deflector delantero con funcionamiento neumático

Porsche ha evolucionado sustancialmente el deflector delantero activo desde su llegada en 2014 al 911 Turbo, ya que ahora se despliegan tres segmentos ayudados por unos actuadores neumáticos, cuyo conjunto de unidad de control y compresor de aire instalados en el maletero es también ahora más pequeño. Además, tanto la extensión como la retracción, es posible realizarlas en un menor tiempo y con una presión más baja.

Aerodinámica Porsche 911 Turbo S (5)

El deflector delantero sirve para incrementar el ángulo de ataque y contribuye a que podamos utilizar el Porsche 911 Turbo S más en el día a día, ya que con la posición básica incrementamos la altura respecto al suelo, ayudando así a facilitar el acceso a aparcamientos o para sortear badenes. El deflector delantero activo nos permite tres posibles regulaciones:

  • Posición básica: El labio del spoiler se encuentra totalmente retraído, fijado a través de un elemento elástico y por unos imanes que se encuentra alojados en los bajos del 911 Turbo S.
  • Posición Speed: Únicamente se despliegan los dos segmentos exteriores del labio, permitiendo así un mayor flujo de aire girando alrededor de la carrocería, lo que se traduce en una mayor carga en la parte delantera.
  • Posición Performance: En esta posición los tres segmentos del labio están extendidos, ofreciendo la máxima carga aerodinámica posible sobre el eje delantero. Además, como detalle estético, en esta posición aparecerá el logotipo «911 Turbo S» en la parte media del labio del spoiler.

Aerodinámica Porsche 911 Turbo S (3)

Alerón trasero con nuevas funciones añadidas

Una de las partes más características y vistosas del Porsche 911 Turbo S es su alerón trasero, compuesto por un núcleo de espuma con inserciones forjadas, así como una estructura que consta de un panel superior con dos capas de plástico reforzado con fibra de carbono (tejido CFRP biaxial) y un panel inferior con una capa de plástico reforzado con fibra de vidrio (tejido GFRP triaxial), todo ello para conseguir un conjunto que reduce su peso en 440 gramos respecto a su predecesor a pesar de tener un 8% más de superficie efectiva.

El alerón trasero se extiende e inclina de manera totalmente eléctrica, algo que hará en función de la velocidad y del modo de conducción seleccionado, siendo hasta ahora las posiciones Speed y Performance las únicas disponibles. Pero en el nuevo 911 Turbo S se añaden nuevas posiciones, que también dependerán del modo de conducción que hayamos seleccionado:

Aerodinámica Porsche 911 Turbo S (7)

  • Posición ECO: Esta posición está disponible en un amplio rango de velocidad, en la que se encuentra el alerón totalmente retraído, ofreciendo apenas resistencia al aire, ayudando así a mejorar la eficiencia del 911 Turbo S.

Aerodinámica Porsche 911 Turbo S (8)

 

  • Posición Performance II: En esta posición el alerón adquiere un ángulo de ataque pequeño cuando la velocidad es superior a 260 km/h, de manera que se reduce la resistencia al aire y la carga sobre el eje trasero, evitando así que los neumáticos traseros sufran una mayor presión. Este reglaje ha sido concebido pensando en una conducción en circuito, ya que los neumáticos mejoran su funcionalidad respecto a la dinámica lateral y longitudinal.

Aerodinámica Porsche 911 Turbo S (9)

  • Modo Wet: Esta función fue introducida como novedad en la actual generación del Porsche 911, instalando unos sensores que detectan si la superficie está suficientemente mojada para posteriormente enviarnos un aviso en el cuadro de instrumentos. Dado el aviso podremos activar manualmente el modo Wet, algo que si hacemos hará también que el alerón se extienda completamente pero no se incline, trabajando conjuntamente con el deflector delantero cuyo labio también se encuentra totalmente extendido, lo que se traduce en una mayor estabilidad mejorando el equilibrio aerodinámico hacia el eje trasero.

Aerodinámica Porsche 911 Turbo S (13)

  • Función Aerofreno: Esta es una nueva función que incorpora el nuevo Porsche 911 Turbo S, la cual se activa de manera automática en caso de que hagamos una frenada a fondo a alta velocidad, en cuyo caso, tanto el deflector delantero como el alerón trasero se sitúan en la posición Performance, ofreciendo una mayor resistencia al aire y una mayor carga aerodinámica, lo que ayuda tanto a reducir la distancia de frenado como a tener una mayor estabilidad mientras frenamos a fondo.

Cabe destacar que este sistema de aerodinámica activa de Porsche (Porsche Active Aerodynamics) es capaz de funcionar y detectar si está trabajando sobre la versión Coupé o Cabriolet, además de si estas versiones están equipadas con el paquete Sport Design con diferentes contornos tanto en la parte delantera y trasera.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.