Jaguar pronto sustituirá su V8 en favor de un nuevo V8 de origen BMW

Jaguar pronto sustituirá su V8 en favor de un nuevo V8 de origen BMW

Escrito por: Diego Ávila   @diego_motordiez    28 julio 2016     Sin comentarios     2 minutos

En los últimos años no dejamos de hablar de consumos de combustible, emisiones contaminantes, coches híbridos, motores de gasolina con sobrealimentación y el famoso Downsizing. Ese downsizing viene a ser la gran reducción de cilindrada que estamos viendo últimamente en todos los coches que se realiza, precisamente, para conseguir bajos niveles de emisiones y menores consumos de combustible.

Como todos sabemos, el sonido que produce un motor con un buen número de cilindros es mucho más bonito que el de los actuales propulsores de pequeña cilindrada ayudados por un turbo para garantizar unas prestaciones decentes. Por no hablar del sonido generado por las motorizaciones tricilíndricas que tan habituales son ya en los segmentos A, B y en muchos casos, en el segmento C; pero para los fabricantes es complicado mantener las mecánicas tradicionales.

Todos los fabricantes deben adaptarse a estos cambios y estar a la altura de las normativas anticontaminantes. Uno de los afectados es Jaguar Land Rover, que cuenta con motorizaciones de doble bancada en forma de V que fueron desarrolladas hace un buen puñado de años y que se han ido actualizando, pero que ya no tienen un gran margen de mejora.

land-rover-range-rover-vogue-02-04

Para seguir contando con versiones de altas prestaciones, al fabricante británico no le quedaría más remedio que empezar el desarrollo de nuevas motorizaciones partiendo desde cero, lo que supone un desembolso económico muy importante. La segunda y última opción sería compartir mecánicas con algún otro fabricante, y es precisamente lo que va a hacer.

Los fabricantes Jaguar y BMW, según afirma Automobile, han llegado a un acuerdo para que los británicos utilicen el nuevo motor V8 sobrealimentado del fabricante alemán, que se encuentra en las últimas fases de su desarrollo. Se trata de un nuevo 4 litros que sustituye al conocido V8 4.4, mejorando su eficiencia, aunque todavía no se conocen las cifras de potencia que podrán desarrollar a su llegada, pero intuímos que rondará los 600 caballos en sus variantes más prestacionales.

Pese a que no es un motor propio de Jaguar Land Rover, es una buena estrategia para ambos fabricantes. Jaguar se ahorra los costes de desarrollar una motorización que no tendrá una alta demanda y podrá comprar a BMW el número de motores que vayan a utilizar, influyendo en esto último los acuerdos que firmen entre ambos. BMW también sacará provecho, ya que amortizará más rápidamente la inversión realizada en el nuevo V8 de 4 litros.

Vía | Automobile

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.