Saluda al buque insignia de Mercedes-AMG, el nuevo GT Black Series

Saluda al buque insignia de Mercedes-AMG, el nuevo GT Black Series

Escrito por: David Lopez   @espacionblanco    16 julio 2020     6 minutos

Esperábamos su llegada con muchas ganas y finalmente se deja ver en todo su esplendor, así es la renovada bestia de Mercedes-AMG, el nuevo GT Black Series

Es desde el 2006 cuando Mercedes-AMG comenzó a utilizar la denominación Black Series para sus modelos más representativos, vehículos que se podrían considerar de competición pero que cuentan con todas las homologaciones necesarias para circular por carretera y un buen ejemplo lo tenemos en el nuevo Mercedes-AMG GT Black Series, la nueva joya de la corona de la marca derivado directamente del AMG GT3 de competición y que cuenta con el V8 más potente de entre todos sus modelos.

Aerodinámica de competición al servicio del conductor

Hace escasos días que el Mercedes-AMG ya asomó la patita en forma de vídeo pero ahora lo podremos apreciar y admirar con todo detalle, visualización los cambios que la marca ha realizado en su carrocería. Resulta evidente que la parrilla delantera con barras verticales en color Dark Chrome incorpora unas mayores dimensiones, lo que ha servido para eliminar las tomas de aire situadas anteriormente en los extremos que ayudaba a refrigerar los radiadores situados en los pasos de rueda. En un vehículo de estas características la aerodinámica es extremadamente importante, por eso encontramos nuevos «flics» en forma de media luna para optimar el aire, los cuales trabajan conjuntamente con las «Air Curtains» que dirigen el aire hacia las ruedas, mejorando así con ambos elementos la resistencia aerodinámica y aumentando la carga.

Mercedes Amg Gt Black Series (31)

Siguiendo en la parte frontal, en la parte inferior, tenemos el splitter delantero fabricado totalmente en fibra de carbono y ajustable manualmente en los modos Street y Race. El modo Race se reserva únicamente para circuito, ya que de esta manera se crea un difusor frontal con forma de ala invertida, lo que resulta en que en función de la velocidad esta pieza va descendiendo para acelerar el flujo de aire en el fondo creando así el efecto Venturi, que se traduce en que el AMG GT Black Series se agacha todavía más contra el suelo aumentado así la carga aerodinámica y mejorando la estabilidad al tener un mayor agarre, agilidad y manejabilidad.

Encontraremos muchos más elementos que ayudan al Mercedes-AMG GT Black Series a aumentar la carga aerodinámica, como las ranuras de ventilación laterales con cinco lamas pintadas en el mismo color de la carrocería, las salidas de aire de los guardabarros delanteros en fibra de carbono, los embellecedores laterales ahora más grandes con elementos en fibra de carbono que terminan en deflectores verticales que optimizan el flujo de aire y, también, unas enormes salidas de aire heredadas de la competición situadas en el capó que, a parte de ayudar en la evacuación del aire caliente del motor, éste se redirige por los pilares A hacía la zaga para ayudar en la eficiencia del alerón trasero.

Mercedes Amg Gt Black Series (41)

Si nos vamos ahora a la parte trasera veremos un nuevo y enorme difusor trasero que también sirve para alojar la doble salida de escape y, a ambos lados, ranuras que sirve para evacuar el aire de los pasos de rueda traseros. Pero sin duda lo que más nos llamará la atención es el enorme alerón trasero de dos planos fabricados en fibra de carbono y ajustable mecánicamente, atornillado al portón trasero también de fibra de carbono. El plano inferior recibe el aire de la parte delantera, mientras que el plano superior contiene un flap móvil que se puede regular en un margen de 20 grados en función del tipo de conducción y el modo AMG Dynamics seleccionado (Basic, Advanced, Pro o Master).

Interior muy deportivo y tecnológico

Si la fibra de carbono en la gran protagonista en el exterior, el interior del Mercedes-AMG GT Black Series se encuentra dominado por el cuero Napa combinado con microfibra Dinámica y costuras en color naranja como contraste a lo que hay que sumar el paquete AMG Night que se equipa de serie, con el que las levas del cambio, los radios del volante y las inserciones de los asientos opcionales AMG Performance están acabados en negro alto brillo, así como listones para los umbrales de las puertas en acero inoxidable cepillado negro. Cabe de decir que, opcionalmente, podremos instalar costuras de contraste en color gris.

Mercedes Amg Gt Black Series (4)

Encontremos un nuevo diseño para los paneles de las puertas y el portainstrumentos, en donde se aloja para el conductor una pantalla totalmente digital de 12,3 pulgadas que podremos personalizar con tres estilos de visualización específicos de AMG. En la consola central tendremos una pantalla de 10,25 pulgadas para el sistema de infoentretenimiento, bajo la que se encuentran las peculiares teclas visualizadores creadas con tecnología TFT con las que podremos manejar el control y el visualizado del mando del cambio, el tren de rodaje, el ESP, el sistema de escape, el flap del alerón trasero y la función de Start/Stop. El volante AMG Performance también es de nueva factura y cuenta con botones Touch Control integrados.

Bajo su capó el V8 más potente de AMG

Ante tal ejercicio de ingeniería no podemos esperar otra cosa que no sea un motor que nos ponga una sonrisa de oreja a oreja con solo arracarlo. Bajo su capó encontramos un bloque V8 biturbo de 4.000 CC que nos entregará una potencia de 720 CV junto con un par motor de 800 Nm que se envía a las ruedas traseras, asociado a una transmisión automática de 7 velocidades AMG Speedshift DCT, con el que puede alcanzar los 100 km/h en solo 3,2 segundos, los 200 km/h en 9 segundos y llegar a una velocidad máxima de 325 km/h. Su consumo combinado es de 12,8 l/100km y las emisiones de CO2 en ciclo mixto son de 292 g/km, cifras según el ciclo de pruebas NEDC.

Mercedes Amg Gt Black Series (43)

Toda esta potencia podremos mantenerla bajo control gracias a la gran puesta a punto de su chasis, pero también con elementos como las suspensiones con resortes regulables AMG y amortiguación adaptativa regulable, la cual se puede adaptar desde la AMG Drive Unit pulsando un solo botón o a través de los programas de conducción del AMG Dynamic Select, pudiendo elegir entre los modos Comfort, Sport o Sport Plus. Además dispondremos, en caso de entrar a circuito, del modo AMG Traction Control cuando el ESP se encuentra desactivado, con el que podremos ajustar el nivel de asistencia que necesitemos en función de nuestras habilidades. De serie, el contacto con el suelo se produce a través de los neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2 R MO1A en llantas de 19 pulgadas delante y 20 pulgadas detrás, mientras que la frenada corre a cargo de un sistema de frenos cerámicos de alto rendimiento con pinzas en color negro.


Deja un comentario