Probamos el XEV Yoyo, el nuevo cuadriciclo eléctrico concebido para revolucionar la movilidad urbana

Probamos el XEV Yoyo, el nuevo cuadriciclo eléctrico concebido para revolucionar la movilidad urbana

Escrito por: Jaime Avilés    22 octubre 2021     4 minutos

Con un diseño realmente atractivo, este simpático eléctrico homologado como vehículo L7, acaba de aterrizar en el mercado español listo para darlo todo

Diseñado en Italia y fabricado en China, este pequeño vehículo urbano ha llegado para quedarse, plantándose con una estética muy rompedora, una autonomía máxima de hasta 150 kilómetros y un infinito catálogo de personalización, ya que puede fabricarse con tecnología de impresión 3D.

Con todo esto, el nuevo XEV Yoyo, es un cuadriciclo eléctrico biplaza de la compañía italiana XEV. Una marca que ha decidido apostar por el mercado español y portugués para hacer desembarcar a su pequeña estrella, compitiendo con el recién presentado Silence S04 o con el Citroën AMI.

XEV Yoyo

Dimensiones muy reducidas

Comercializado por el distribuidor español Elecmobility, este pequeño compacto de apenas 2,53 metros de largo, 1,50 metros de ancho y 1,56 metros de alto, puede presumir de un diseño muy bonito y llamativo. Algo que pudimos comprobar cuando llegó el momento de ponernos al volante del coche girando cuellos por cada calle que pasábamos.

Su frontal con dos grupos ópticos con tecnología LED y halógena, su paragolpes con una gran boca dónde se encuentra el puerto de carga y su inclinado parabrisas, son los responsables de darle al Yoyo una mirada simpática y cargada de personalidad.

XEV Yoyo

Si giramos 90 grados, encontramos unos pasos de rueda bastante marcados, un panel de las puertas en color negro y una moldura de gran tamaño texturizada con pequeñas formas geométricas que recorre casi desde el pilar A hasta el pilar C. Un rasgo muy característico sobre todo en la unidad que probamos, que era de color verde lima.

Ya en la zaga, sus pilotos en tecnología LED y su portón del maletero realizado totalmente en cristal, le dan un aspecto bastante premium si lo comparamos con el AMI. Además, en la parte baja del paragolpes, encontramos una compuerta dónde se pueden extraer fácilmente sus tres baterías que suman 10,3 kWh, uno de los puntos fuertes de este coche, ya que no necesitaremos ni cuatro horas para cargar completamente sus baterías.

XEV Yoyo

En total, se ofrecen hasta nueve configuraciones que cambian el color de su carrocería, retrovisores y de la peculiar moldura que ya os hemos mencionado.

Dentro del Yoyo

Una vez nos adentramos en su habitáculo, es bastante sorprendente la sensación de gran habitabilidad pese a las reducidas dimensiones del vehículo. Esto, se consigue gracias a su techo panorámico que permite la entrada de mucha luz, a la inexistencia de un túnel central y a su profundo salpicadero.

XEV Yoyo

Antes de analizar los materiales utilizados, debemos tener en cuenta la clase de vehículo del que estamos hablando, y es que encontraremos un habitáculo austero aunque resultón. Sus asientos ergonómicos en tela tienen un diseño bonito y son bastante confortables. En sus puertas, encontramos unas cintas para cerrarlas que permiten reducir peso y dar una anchura extra al interior.

Bastante equipado

En cuanto a su apartado tecnológico, el XEV Yoyo cuenta con una pantalla de 7 pulgadas con bluetooth para la versión de acceso y, en el caso de la versión Premium, una pantalla táctil de 10 pulgadas con bluetooth, mapas y un paquete de aplicaciones estándar. También, encontramos tres puertos USB para recargar nuestros dispositivos, calefacción, aire acondicionado, elevalunas y espejos eléctricos y hasta función Start&Stop. Su maletero de 180 litros de capacidad es lo suficientemente grande para llevar las bolsas de la compra o mochilas.

XEV Yoyo

Nos ponemos al volante

El XEV Yoyo cuenta con un reducido peso de tan sólo 522 kg baterías incluidas, algo que notamos rápidamente cuando emprendemos la marcha por su agilidad. El hecho de ser un peso pluma, se traduce en un reducido consumo de batería de sólo 7.4 kWh cada 100 kilómetros, lo que nos permite recorrer hasta 150 kilómetros en ciclo urbano y alrededor de 100 kilómetros en carretera, con una velocidad máxima de 90 km/h.

En el recorrido que pudimos realizar para probar este nuevo vehículo homologado como L7, nos llamó la atención el sonido que emitía su motor, al que rápidamente te acostumbrabas. La potencia en el modo Eco, se quedaba algo corta en algunas situaciones, siendo el modo ideal para circular en retenciones o zonas llanas. Si activamos el modo Sport, los 20 CV de su motor eléctrico, permiten que el coche se mueva con total soltura, garantizando una potencia suficiente para cualquier tipo de situación que podamos encontrarnos en la ciudad.

XEV Yoyo

El precio del XEV Yoyo comienza en 10.690 euros incluyendo las ayudas del Plan Moves III y la financiación con la marca. Un precio bastante competitivo teniendo en cuenta las cualidades que ofrece este pequeño urbanita eléctrico.

Sin duda alguna, este tipo de vehículos son una gran solución de movilidad por su comodidad de uso, su reducido consumo de batería y por las múltiples ventajas fiscales que ofrecen, por lo que estamos convencidos de que el XEV Yoyo es una gran opción si buscas un pequeño vehículo eléctrico con el que moverte por la ciudad.


Deja un comentario