Prueba: Renault Captur E-TECH vs Mégane Sport Tourer E-TECH, híbridos para todo

Prueba: Renault Captur E-TECH vs Mégane Sport Tourer E-TECH, híbridos para todo

Escrito por: Antonio Roncero   @roncero_antonio    7 abril 2021     9 minutos

Con un precio similar y la misma tecnología, Renault ofrece dos híbridos enchufables con etiqueta cero de la DGT que sirven para todo: el Captur y el Mégane Sport Tourer.

Presupuesto: en torno a 32.000 euros. Necesidades: un coche que combine las ventajas del confort y la economía de utilización de los coches eléctricos en el día a día, pero con el que se pueda viajar en fin de semana sin depender de un enchufe. Y, ya de paso, que permita disfrutar de todas las ventajas de la etiqueta CERO de la DGT.

Con estas premisas, todo apunta a un híbrido enchufable. Y Renault ofrece dos alternativas muy diferentes en cuanto al concepto de carrocería, pero con la misma tecnología E-TECH: el Renault Captur E-TECH y el Renault Mégane E-TECH, este último ya disponible en versiones de 5 puertas o el familiar Sport Tourer. Como vamos buscando también el lado práctico, nos quedamos con la versión familiar.

Renault Captur E Tech 13

Si bien es cierto que ya tuvimos la ocasión de conducirlos en la toma de contacto con motivo de su presentación internacional a la prensa, ahora hemos convivido unos días con cada uno de ellos por separado. En el caso del Mégane E-TECH, con el temporal Filomena de por medio. Y podemos contarte con más detalle los aspectos más destacados de estos híbridos enchufables, cómo se comportan en el día a día, y las diferencias entre uno y otro modelo.

En cualquier caso, aquí puedes leer por separado nuestra primera prueba del Mégane Sport Tourer E-TECH, y aquí la del Captur E-TECH. Empezamos por lo que ambos tienen en común, la tecnología híbrida enchufable.

E-TECH: eléctrico a diario, híbrido para todo lo demás.

Dos cualidades principales tiene la tecnología híbrida enchufable PHEV de Renault, que son comunes tanto en el Captur E-TECH como en el Mégane E-TECH: la suavidad de funcionamiento y un consumo muy bajo siempre que la batería tenga carga, algo que sucede con todos los PHEV.

Por recordar un poco la parte técnica, en ambos coches se combina un motor 1.6 de gasolina atmosférico de ciclo Atkinson que, redondeando, rinde 90 CV con dos motores eléctricos, uno con 50 kW y otro con 25 kW. La potencia de sistema en ambos modelos es la misma: 160 CV. También la batería, de 9,8 kWh hora de capacidad bruta (7,5 kWh útiles), lo que les permite homologar hasta 50 km de autonomía WLTP en modo eléctrico, y un consumo de 1,4 l/100 km en el Captur, frente a 1,3 l/100 km en el Mégane. Más adelante hablaremos de los consumos de forma detallada.

Renault Megane E Tech 1

La batería puede cargarse con el cargador para utilizar en un enchufe doméstico y el cable tipo Schuko que se ofrece de serie, sin necesidad de realizar adaptación o instalación, con potencias de carga utilizando corriente alterna de hasta 3,7 kWh. Los tiempos de carga están entre las 5 horas (a 2,4 kW) y las 3 horas (con 3,7 kW), lo que permite cargar cómodamente el coche por la noche. Se puede solicitar de forma opcional un cable para utilizar en los postes de carga públicos, con toma tipo Mennekes, que tiene un precio de unos 500 euros.

Una peculiaridad de los E-TECH de Renault frente a otros híbridos enchufables es que los dos motores eléctricos y el motor de combustión están conectados a las ruedas a través de una caja de cambios que no necesita embrague. El motor eléctrico más potente se encarga de iniciar el movimiento, y el motor más pequeño o el motor de gasolina pueden entrar en acción indistintamente o de forma conjunta en función de la demanda de potencia.

Renault Captur E Tech 10

Además de mover las ruedas para impulsar al vehículo, el motor de gasolina puede mover al motor eléctrico más pequeño, que pasa a funcionar como un generador de electricidad. Este motor es también el responsable de acoplar el giro del motor térmico a los engranajes del cambio, eliminando la necesidad del embrague y los correspondientes sincronizadores.

En marcha: suaves y silenciosos… y económicos

Ya hemos dicho que una de las características comunes a estos dos coches es el silencio y la suavidad de marcha, aunque esto hay que matizarlo. En modo eléctrico esto es así siempre. Este modo se activa bien desde la tecla EV situada en la consola, o desde el Multisense en la pantalla multimedia, eligiendo el modo Pure, pues por defecto el coche siempre activa al ponerse en marcha el modo híbrido, que Renault denomina MySense.

Renault Captur E Tech 7

Los 50 km que anuncian están a tiro: conseguimos de forma regular entre 30 y 35 km con ambos, en las condiciones más desfavorables: temperatura exterior muy baja y recorridos por carretera y autopista. A poco que el porcentaje del recorrido incluya ciudad no es difícil superar los 40 km en modo completamente eléctrico. No hay problema para moverse entre el tráfico sin consumir combustible: la capacidad de aceleración es buena y el pedal del acelerador tiene una zona muy bien marcada –cuando la velocidad se acerca a los 120 km/h– que invita a no seguir acelerando si no es necesario, para que no se active el motor de combustión.

Renault Captur E-TECH: galería de imágenes

El conductor puede intervenir en el nivel de retención que proporciona la frenada regenerativa utilizando la palanca de cambios. Ninguno tiene levas en el volante, pero la diferencia aquí es que es mucho más cómodo hacerlo en el Captur, que tiene una palanca con mando secuencial que permite pasar de “D” a “B” con sencillos toques. En el Mégane hay que desplazar la palanca para cambiarla de posición, y para elegir el modo “B” requiere pulsar un gatillo de liberación. No así a la inversa, aunque si no tienes cuidado puedes pasarte sin querer a punto muerto “N”.

Renault Megane E Tech 2

Si dejamos el modo híbrido que se activa por defecto y partimos con la batería cargada, el sistema E-TECH funciona de forma que tiende a utilizar toda la energía posible almacenada en la batería para conseguir el mínimo consumo, hasta que la autonomía eléctrica marca cero, momento en el que todavía queda aproximadamente un 20% de capacidad en la batería. Normalmente esto sucede al cabo de entre 80 y 100 km, en función del recorrido y del tipo de conducción. Habrás consumido la energía de la batería, y la media de consumo de combustible se mantendrá en el entorno de los 2 l/100 km.

A partir de aquí, o si sales de casa directamente sin recargar con la batería a cero, conduciendo de forma suave es fácil quedarse en consumos alrededor de 7,5 l/100 km en autopista y carretera, y por debajo de 5 l/100 km en ciudad y vías de circunvalación. Apenas hemos notado diferencias de consumo entre el Captur y el Mégane, utilizando ambos coches en los mismos recorridos.

Existe la posibilidad de elegir el programa “E-Save” cuando se circula en modo híbrido MySense, en el que se fuerza la recarga de la batería durante la marcha utilizando el motor de combustión. En este caso, el consumo sube fácilmente hasta los 10-11 l/100 km.

Renault Mégane Sport Tourer E-TECH: galería de imágenes

En cuanto a las prestaciones, el Captur anuncia una velocidad máxima de 173 km/h, 10 menos que el Mégane Sport Tourer, y 10,1 segundos para acelerar de 0 a 100 km/h, que son 3 décimas más que el familiar. En la práctica hay que ser muy “fino” para notar diferencias entre ambos coches. A tener en cuenta que el Mégane pesa unos 40 kg más, pero tiene mejor aerodinámica y menos superficie frontal.

Sí se nota en ambos que la respuesta al acelerador es más contundente e inmediata cuando seleccionas el modo Sport. Aquí el rendimiento del sistema E-TECH encaja más en lo que esperas de un coche para viajar cómodamente que de un deportivo, por mucho que las siglas del acabado RS Line y lo que ello conlleva puedan inducir a pensar lo contrario.

Renault Captur E Tech 36

Esto es así no porque no acompañe el chasis, que lo hace, gracias en parte a la implantación del eje multibrazo trasero, frente al eje torsional que equipan el resto de versiones no híbridas. Lo que hay que tener en cuenta es que en conducción deportiva, por ejemplo en un puerto de montaña, si no dejamos margen para que la batería se recargue, a partir de cierto nivel la capacidad de aceleración se verá reducida.

Es únicamente en este tipo de conducción, al acelerar con decisión, cuando el motor de gasolina se deja sentir en el habitáculo, perdiendo el Captur y el Mégane E-TECH esa sensación de silencio de marcha que caracteriza el resto de situaciones de conducción, aunque nunca llega a ser un nivel de ruido molesto.

La duda razonable: SUV o familiar

Hasta el momento, hemos visto que en el apartado dinámico, tanto si hablamos de prestaciones como de consumo, las diferencias entre el Captur y el Mégane no son determinantes. Sí las hay por la diferencia de carrocería.

El Captur es más práctico para el día a día, con una mayor facilidad de acceso, una posición de conducción más elevada y una práctica banqueta trasera deslizante que permite modular el espacio para los pasajeros o para el equipaje. Sus 4,23 metros de longitud, frente a los 4,63 metros del Mégane Sport Tourer, hacen que también sea más manejable y más fácil de aparcar. Además, su condición de SUV le permite ciertas «aventuras» cuando se acaba el asfalto con mayor seguridad, siempre que no salgas de pistas o caminos en buen estado.

Renault Megane E Tech 9

Por su parte, el Mégane sería el elegido si van a primar los viajes por carretera frente a la conducción urbana. Con mejor altura y un puesto de conducción más bajo, proporcionan mayor sensación de aplomo. También se siente más confortable, no tanto por cómo trabaja la suspensión como por el ruido a bordo: el Mégane está mejor aislado, sobre todo se siente menos el ruido aerodinámico.

Renault Captur E Tech Plug In (hjb Phev)

Los dos pierden capacidad de maletero frente a las versiones no híbridas, pero mantienen un volumen muy aprovechable, que llega a los 380 litros en el Captur, y a los 390 en el caso del Mégane.

En cuanto al precio, el Mégane parte con una tarifa más alta, pero tiene un descuento mayor: 4.000 euros, frente a los 1.500 del monovolumen, Esto hace que ambos puedan conseguirse desde unos 31.400 euros, con acabado Intens en el caso del Mégane, y con acabado Zen para el Captur.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.