Prueba: Renault Captur E-TECH, un SUV híbrido enchufable con muchas ventajas

Prueba: Renault Captur E-TECH, un SUV híbrido enchufable con muchas ventajas

Escrito por: Antonio Roncero    21 julio 2020     7 minutos

Nos ponemos al volante del nuevo Captur híbrido enchufable para confirmar las múltiples ventajas de la tecnología E-TECH.

Un SUV que funciona como un eléctrico en ciudad y consume lo que un diésel en carretera. Así es el nuevo Renault Captur E-TECH, la versión híbrida enchufable del Captur que Renault acaba de poner a la venta. ¿Su precio? Desde 31.000 euros con acabado Zen, y desde 32.300 euros para la versión SL Edition, incluyendo descuento promocional, pero sin contar posibles descuentos adicionales al financiar la compra.

Para que te hagas una idea, eso supone, con los precios de tarifa en la mano, 6.500 euros más que el Captur TCe de 155 CV con cambio EDC y acabado Zen. Una diferencia que puedes rebajar sustancialmente si te acoges a las ayudas del Plan Moves II. No es el factor precio el único en el que el Captur híbrido puede hacer mirar a otro lado. También está la capacidad del maletero, con una merma que puede ser importante si piensas en el Captur como único coche y vas a viajar con pasajeros y equipaje. Y aquí se acaban las desventajas del Captur híbrido enchufable; todo lo demás, lo que hace es sumar a su favor.

Renault Captur E Tech Plug In (hjb Phev)

Por supuesto, su condición de híbrido enchufable hace que el Captur E-TECH luzca la etiqueta CERO de la DGT. En esta categoría y con estas características no hay muchas alternativas al SUV francés, más allá del Kia Niro PHEV o el nuevo Jeep Renegade híbrido. Si buscas algún otro SUV de este tamaño con etiqueta CERO, tendrás que depender siempre de un enchufe, como es el caso del Peugeot e-2008.

Lo que esconde bajo el capó el Captur E-TECH

El Captur E-TECH (y el Mégane E-TECH, también híbrido enchufable) comparte sistema de propulsión con el Renault Clio E-TECH híbrido auto-recargable. Aquí puedes leer nuestra primera prueba del Clio híbrido.  Básicamente cambia la potencia de los motores eléctricos y la batería utilizada, además de la instalación necesaria (cargador de a bordo, toma de corriente, etc) para poder enchufarlo.

Bajo el capó encontramos un motor 1.6 atmosférico de gasolina que rinde 90 CV, y dos motores eléctricos, uno que funciona principalmente como generador y motor de arranque, y otro como motor de impulsión, si bien ambos motores eléctricos pueden ayudar al de combustión o mover por sí solos el vehículo. Lo hacen a través de una novedosa caja de cambios que Renault denomina Multimodo, que no tiene embrague ni sincronizadores. Esto es posible porque el primer motor eléctrico se encarga de ajustar la velocidad del motor de combustión para acoplarlo a las relaciones de la caja de cambios, según sea necesario.

Renault Captur Hibrido 1

El trabajo de forma independiente o conjunta del motor térmico y de cada uno de los motores eléctricos depende de la situación en cada caso. Principalmente, de la demanda sobre el acelerador y del estado de carga de la batería. La potencia total del sistema es de 160 CV.

Los motores eléctricos reciben la energía que se almacena en una batería de 9,8 kWh de capacidad (75 kWh útiles), que se recarga a través de la toma de corriente situada en el lado derecho de la carrocería, pasando la trampilla habitual para el repostaje de combustible al lado izquierdo. Os dejamos un vídeo con el funcionamiento de esta tecnología en la práctica, tanto en el Clio como en los Captur y Mégane:

 

Con el cable que incluye de serie, el Captur puede recargarse en casa en un enchufe doméstico en unas cinco horas, tiempo que puede rebajarse a unas 3 horas si se recarga a la máxima potencia que permite el cargador de a bordo, de 3,7 kW. Ese será el tiempo mínimo de recarga aunque enchufes en un poste público –para lo cual necesitarás el cable que se adquiere de forma opcional–, puesto que la potencia está limitada a los 3,7 kW del cargador del coche.

En marcha con el Captur híbrido

Si sus 160 CV, los 50 km de autonomía que anuncia en modo eléctrico (65 en ciudad) o un consumo WLTP de 1,4 l/100 km son cifras que te hacen contemplar el Captur E-TECH con buenos ojos, puedes seguir haciéndolo sin preocuparte demasiado.

No hemos podido hacer muchos kilómetros en esta primera toma de contacto, pero sí los suficientes para asegurar que las prestaciones están acordes con los 160 CV que anuncia. Aunque no son 160 CV “deportivos”, ni siquiera en el modo Sport del sistema Multisense, que es de serie.

Renault Captur E Tech Plug In (hjb Phev)

Las reacciones del Captur son siempre tranquilas y silenciosas. Incluso cuando entra en acción el motor de combustión. Lo notarás, pero no tanto como en otros híbridos. El modo Sport combina la fuerza de los tres motores, si la batería tiene carga suficiente. Y la reacción al pisar el acelerador es de una entrega de potencia lineal, como si se tratase de un coche con un turbo que apenas tuviera retraso de respuesta.

El modo de conducción denominado Pure prioriza la propulsión eléctrica, algo que también puedes hacer pulsando directamente el botón EV en la consola, sin necesidad de acceder al menú de Multisense. Aquí puedes moverte en modo eléctrico sin problemas, la respuesta es suficientemente ágil en tráfico urbano y en vías interurbanas.

Renault Captur E Tech Plug In (hjb Phev)

Y no tienes que preocuparte de ser cuidadoso con el acelerador para que no entre en funcionamiento el motor de combustión. Salvo que pises claramente a fondo, los motores eléctricos se encargarán de impulsar el coche en modo eléctrico hasta una velocidad máxima de 135 km/h, donde prácticamente “se clava”. A partir de aquí, si insistes con el acelerador ya no ganarás velocidad, salvo que pises fuerte, a semejanza del “kick-down” en un coche automático.

50 km de autonomía eléctrica, y en carreta como un diésel

Lo comprobaremos cuando lo probemos más a fondo, pero en los diferentes recorridos jugando con la conducción y con el ordenador de a bordo, estimamos que es fácil cumplir con la autonomía eléctrica que anuncia. Y también quedarse en consumos en torno a 2 l/100 km si aprovechamos el modo de conducción híbrido (denominado My Sense) hasta que se agote la batería, lo que te dará para acercarte a los 100 km con ese sorprendente consumo.

Renault Captur E Tech Plug In (hjb Phev)

Desde este momento, el Captur se comportará como un híbrido convencional, recargando la batería sobre la marcha a través de la frenada regenerativa. En este modo híbrido, si no vuelves a contar con un enchufe, te moverás con consumos prácticamente de diésel, en torno a los 6,5  l/100 km .

Por lo demás, la conducción del Captur E-TECH híbrido no plantea dificultades ni requiere de un aprendizaje especial. Tienes un modo de conducción E-Save que permite mantener la carga de la batería para asegurarte unos 25 km de autonomía eléctrica. Por ejemplo, al salir a carretera si quieres llegar a la ciudad y conducir en modo EV.

No hay levas de cambio, y el pequeño mando que sustituye a la palanca de cambios solo ofrece como alternativa al modo automático “D” la posición “B”, en la que aumenta la regeneración y, por lo tanto, la capacidad de deceleración al levantar el pie del acelerador. Sería más cómodo poder activar este modo desde unas levas en el volante.

Renault Captur E Tech Plug In (hjb Phev)

Ya centrándonos en aspectos prácticos y de utilización, el Captur híbrido mantiene todas las cualidades de los modelos con motor de combustión (salvo la mencionada pérdida de capacidad de maletero): ergonomía, habitabilidad, puesto de conducción cómodo y con buena visibilidad, banqueta trasera con regulación longitudinal…

Además, suma las ventajas del completo equipamiento del acabado ZEN, el mínimo que se puede elegir. Incluso a este acabado añade elementos que son opcionales en el resto de los ZEN, como la versión superior del sistema Easy Link con pantalla de 9,3 pulgadas en vez de 7, compatible con Android Auto y Apple CarPlay. O la instrumentación digital, que cambia la presentación de la información según el programa elegido en el sistema Multisense.

Por encima queda el acabado SL E-TECH Edition, con opciones de personalización tanto exterior como interior que dejan más a las claras que el Captur que conduces es “especial”.

Galería de imágenes Renaut Captur E-TECH

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.