SEAT se corona entre los vehículos de gas natural gracias a sus ventas

SEAT se corona entre los vehículos de gas natural gracias a sus ventas

Escrito por: Javier López   @jlopezbryan96    2 marzo 2018     3 minutos

SEAT lleva un tiempo trabajando en sus modelos TGI, los cuales cambian la gasolina con el GNC. Su éxito se ve reflejado en las más de 500 unidades vendidas.

Los fabricantes muestran un constante afán por encontrar un combustible alternativo a la gasolina, ya sea por el precio de esta o por las emisiones que emiten los vehículos que recurren a dicho carburante. Es cierto que los coches eléctricos e híbridos están en su punto más álgido, pero algunas marcas como SEAT están apostando muy fuerte por el gas natural y, sin duda alguna, les está funcionando la estrategia. Esto nos lo demuestra la firma española con el gran número de ventas de sus vehículos TGI.

La principal novedad de los modelos de SEAT es que incorporan un sistema híbrido que permite al conductor escoger entre el gas natural comprimido o la gasolina como combustible. Este ofrecimiento se plantea como una alternativa que mejora bastante respecto al GLP, diésel o incluso vehículos híbridos no se pueden enchufar. Esto se debe a que los vehículos TGI presentan dos autonomías y, al mismo tiempo, el precio del gas comprimido es bastante inferior al de la gasolina.

El SEAT Ibiza ya cuenta con el motor 1.0 TGI de Gas Natural y Gasolina

El SEAT Ibiza ya cuenta con el motor 1.0 TGI de Gas Natural y Gasolina

Además de las ventajas de utilizar GNC como combustible alternativo a la gasolina, el Ibiza 1.0 TGI se beneficiará de la etiqueta ECO de la DGT

LEER MÁS

Con estas premisas, SEAT ha conseguido un alto volumen de ventas en estos dos primeros meses del año 2018, con un total de 557 unidades matriculadas con apellido TGI. Estos números implican que las ventas se han multiplicado por diez respecto al año anterior, un claro indicativo de la buena aceptación y éxito que están teniendo los modelos de la firma con gas natural comprimido como combustible.

Sin duda alguna, este tipo de vehículos híbridos se presentan como una clara opción para afrontar el mundo urbano con unos consumos ínfimos, pero también son capaces de soportar la carretera gracias al tanque de gasolina. Es por esto que SEAT ha ampliado considerablemente la gama de vehículos capaces de incluir las siglas TGI en su zaga. En un principio, la firma española solo lanzó al mercado el SEAT Mii de 68 CV y el León 1.0 TGI de 110 CV, sin embargo, recientemente se ha incluido esta motorización en el nuevo Ibiza de 90 CV.

SEAT ha declarado que tienen previsto incorporar este tipo de motores también en sus modelos SUV, concretamente en el Arona pero, hasta que esto tenga lugar, el León seguirá siendo el rey indiscutible tanto en el segmento de vehículos de gas natural comprimido como entre sus hermanos. Así es, el compacto español representa más de un 10% de las ventas totales de los TGI en lo que llevamos de año con 285 unidades matriculadas y, al mismo tiempo, registró un total de 2.830 vehículos vendidos desde su lanzamiento con este tipo de combustible.

Sin duda alguna, SEAT ha sabido como moldear esta combinación entre gasolina y gas natural llevándolo hasta su máximo esplendor. Poco a poco esto se irá extendiendo a más modelos de la marca y presentándose como una opción muy a tener en cuenta frente a los vehículos puramente eléctricos.

Deja un comentario