SEAT pretende reducir lo máximo posible el tiempo de producción de un vehículo

SEAT pretende reducir lo máximo posible el tiempo de producción de un vehículo

Escrito por: Javier López    29 noviembre 2017     Sin comentarios     2 minutos

El nuevo sistema SEAT Fast Line reduce de 90 a 14 días el proceso de entrega de un nuevo vehículo. De momento se aplicará en España y en Alemania con dos coches

Las marcas buscan mejorar de todas las maneras posibles sus productos, con la intención de ofrecer nuevas tecnologías, mejores sistemas de seguridad, motores más eficientes y una larga lista de elementos que hacen que el vehículo evolucione a grandes pasos. Pero, en ciertas ocasiones, el proceso de compra y de entrega de un nuevo coche puede hacerse realmente tedioso. Es por esto que en SEAT han pensado cómo reducir considerablemente el tiempo de espera y de producción de un vehículo.

Esta nueva técnica recibe el nombre de SEAT Fast Line y permite al cliente disfrutar de su nuevo vehículo mucho antes de lo esperado. La firma española pretende mejorar e incrementar su número de ventas mediante este proceso, el cual no afectará en ningún sentido a la calidad de fabricación de sus vehículos, sino que mantendrán el mismo nivel.

Este sistema ya ha sido probado en Austria a principios del año 2017 y consiguió que la marca vendiese más de 300 SEAT Ibiza y León. Con el paso del tiempo la firma española ha decidido implantarlo de forma oficial tanto en España como en Alemania. Esto permitirá a la clientela de ambos países reducir considerablemente el tiempo de espera de su nuevo SEAT.

SEAT-Fast-Line-02

Por norma general, se tarda un máximo de noventa días en fabricar un coche y la marca española ha conseguido reducir dicho tiempo a menos de la mitad. El nuevo plazo gracias al SEAT Fast Line es entre 14 y 21 días, siendo un tiempo récord ya que en poco más de dos semanas desde el momento del pedido podrás estar disfrutando de un SEAT.

El sistema se aplica a ciertas variantes del León y el Ibiza de forma que habrá más de noventa posibles configuraciones de ambos modelos en los que se pueda aplicar el Fast Line. De momento en España solo se podrá utilizar con el SEAT Ibiza, mientras que en Alemania estará disponible para los dos vehículos de la firma.

SEAT-Fast-Line-03

Gracias al SEAT Fast Line, la decisión de compra por parte del cliente será mucho más sencilla. Esto se debe a lo que implica el nuevo sistema de la marca, ya que para el comprador es muy satisfactorio no tener que esperar varios meses has que su nuevo vehículo llegue a su poder. Seguramente pronto podremos disfrutar de este ingenioso e innovador mecanismo en más vehículos de la marca y, probablemente, del grupo VAG en general en sus vehículos más demandados.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.