Toyota Prius C, un compacto que quiere ser crossover

Toyota Prius C, un compacto que quiere ser crossover

Escrito por: Victor Alós Yus    25 julio 2017     2 minutos

Este pequeño compacto quiere mejorar la presencia del Prius y ofrecer un aspecto más dinámico y cercano a un crossover, aunque no mejora las presentaciones

El Toyota Prius C es un coche que no se comercializa en todos los mercados y que en Japón se llama Toyota Aqua. Es un híbrido que lleva varios años en el mercado y recientemente se le ha dotado con varios sistemas de apoyo a la conducción que incrementan su seguridad. Pero ahora se ha querido darle un toque más y se ha llevado a este modelo hasta un aspecto más parecido a un crossover, dándole una imagen más dinámica y robusta, pensada para acercarlo al mundo of-road.

En las imágenes que acompañan a este artículo puedes ver el modelo que se está vendiendo en Japón, con el volante a la derecha y los cambios que se podrán ver en un principio en su país de origen. Entre esos cambios vamos a encontrar protecciones en los bajos delanteros y traseros junto con los pasos de rueda de color negro, acentuando la imagen más robusta que se quiere conseguir con estos cambios.

toyota-aqua (3)

Y aquí es donde comienza el despago, porque fuera de estos cambios estéticos y alguno más que solamente se utilizan para cambiar ligeramente la imagen, en el interior encontramos el mismo motor de 1.5 litros, en combinación con un motor eléctrico que ofrece 99 CV. El espíritu of-road es puramente estético, porque sigue teniendo la tracción delantera, sin posibilidad de contar con tracción en las cuatro ruedas.

Fuera de las reformas estéticas, es curioso este movimiento en el que intentan ofrecer una imagen más cercana a un crossover, pero sin ofrecer nada más que la imagen y el aspecto exterior. La demanda de este tipo de vehículos es cada vez más popular y la demanda de los compactos baja, así que nada mejor que ofrecer un compacto como si fuera el otro tipo de coche. El pequeño truco que se ha hecho con el Prius C no es el primero. El Infiniti QX30 no deja de ser el Q30 con algo más de altura respecto al suelo y otros pequeños cambios y el Crosstek de Subaru no es más que una versión del Impreza.

Teniendo en cuenta que el precio de este coche será el mismo que la versión actual y que las características se respetarán, no estoy muy seguro de que tengan nada nuevo que ofrecer. El que compre este coche no tendrá las capacidades de un crossover, pero tendrá un híbrido compacto a buen precio con un disfraz de todocamino.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.