6 febrero 2011 Industria

01_wru_09.jpg

Como cada domingo nos gusta informarte de las últimas llamadas a revisión lanzadas por las distintas marcas y como puedes ver, el título de esta semana quizás no sea todo lo informativo que me hubiese gustado ya que las si la semana pasada pocos modelos fueron llamados a revisión esta semana sin duda ciertas marcas se han puesto al día

Tantas son las llamadas a revisión que pareciese que se han acumulado y la página web tando de la Unión Europea como del Instituto Nacional del Consumo están que echan humo ya que entre otros han sido llamados a revisión modelos como el Honda CR-V, Lexus IS250 e IS250C, Toyota Avensis, Jeep Wrangler, Wrangler Unlimited y Cherokee, Citroën C4, C4 Picasso, C5 II, C5 (X7) y Jumpy así como los Land Rover Discovery 3 y Range Rover Sport.

Como puedes ver, las llamadas son muchas así que sin más dilación pasaré a relatarte los problemas cuya causa ha originado esta multitudinaria llamada:

  • Honda CR-V: Según ha confirmado Honda han sido descubiertos ciertos problemas en un retén del eje de accionamiento de la bomba inyectora debido a problemas con temperaturas elevadas en su montaje. Debido a estos problemas pueden haber aparecido ciertos defectos que propiciarían la aparición de grietas en el retén de goma que podrían llegar a permitir una fuga en el gasoil en el motor provocando un fuerte olor a combustible, charcos bajo el coche o incluso un fuego en el compartimento del motor. Los vehículos afectados tienen números de bastidor comprendidos entre SHSRE6**0AU012494 y SHSRE6**0AU018038.
  • Toyota Avensis: Debido a la instalación de una tubería de combustible cuyo grosor no sería el adecuado se han detectado problemas que pueden llegar a producir pequeñas grietas por las fluctuaciones de presión llegando, en el peor de los casos, a originarse pérdidas de combustible. Las unidades afectadas equipan motores 2.0 y 2.4, (Avensis T22 y T25).
  • Lexus IS250 e IS205C: los problemas en Lexus, al igual que hasta ahora en las anteriores marcas están marcados por un sensor de presión mal ajustado en la tubería de combustible. Debido a esto existe la posibilidad de que, con el tiempo, el sensor puede llegar a aflojarse ocasionando pérdidas de combustible a través de la junta que utiliza el propio sensor.
  • Jeep Wrangler y Wrangler Unlimited: Los problemas con ambos Jeep tienen que ver con el paragolpes frontal que al parecer, parte del mismo, puede llegar a desprenderse haciendo contacto con los cables de los frenos llegando a producir, en casos extremos, una fuga en los mismos.
  • Jeep Cherokee: El problema ha sido localizado en el modelo 2008 y al parecer tiene mucho que ver con el motor que mueve los limpiaparabrisas y que podría fallar sin previo aviso limitando durante una tormenta la visibilidad del conductor.
  • Citroën C4, C4 Picasso, C5 II, C5(X7) y Jumpy: Según hemos podido contemplar en el boletín de alertas de la Unión Europea todos estos modelos de la marca francesa tienen problemas en la bomba de vacío del servofreno que podría llegar a fallar en caso extremo reduciendo la efectividad del equipo de frenado.
  • Land Rover Discovery 3 y Range Rover Sport: Se ha detectado que una bomba de alta presión instalada como pieza de recambio puede ser causa de una fuga de combustible que, en casos extremos, podría dar lugar incluso a cierto peligro de incendio. Los modelos afectados, según el boletín y la marca, pertenecen a los salidos de la cadena de montaje entre 2007 y 2009 equipados, además, con el famoso motor TDV6

Fuente: INC


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 6 febrero 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *