Audi A5 Cabrio y BMW Serie 3 Cabrio, a prueba (Equipamiento, precios y valoración general)

Audi A5 Cabrio y BMW Serie 3 Cabrio, a prueba (Equipamiento, precios y valoración general)

Escrito por: Diego G. Moreira    27 septiembre 2012     4 Comentarios     4 minutos

Tercera parte de la comparativa entre el Audi A5 Cabrio y BMW Serie 3 Cabrio. En esta parte, equipamiento, precios y valoración general.

Durante los últimos días en el apartado de pruebas, algunas presentaciones comparten protagonismo con nuestros dos cabrios. Como os contamos al principio de esta comparativa, buscamos comprar dos tipos de cabrios que compiten en el mismo segmento, pero con dos apuestas diferenciadas.

Por lo tanto no es exactamente una comparativa, sino que valoramos y os contamos dos opciones para aquellos que buscan un cabrio premium. Cabrio con capota de lona o con techo duro, con motor gasolina o con motor diesel, eso sí ambos superan los 200 CV. De todo esto hemos hablado en la primera parte de la prueba, repasando las ventajas e inconvenientes de los dos motores, así como comportamiento y consumos de nuestros cabrios.

En la segunda el diseño ha sido el protagonista, hablando de la capota de lona, espacio en las plazas traseras o del diseño exterior de ambos modelos. Además el maletero también ha sido un punto que hemos repasado, crucial por cierto, porque aquí es donde se nota el uso de la capota de lona o del techo duro.

Y ahora en la tercera parte de la prueba empezaremos con el repaso al equipamiento de seguridad, con todos aquellos elementos que vienen de serie en ambos cabrios para luego comentar el resto de elementos del equipamiento de nuestras unidades de prueba.

Equipamiento

En seguridad es curioso como apenas encontramos diferencias, tanto el Audi A5 Cabrio como el BMW Serie 3 Cabrio, disponen del mismo arsenal en seguridad. No faltan los airbags frontales y laterales, así como el control de estabilidad o los reposacabezas activos, además de las barras de acero que protegen el coche en caso de vuelco.

Dentro del equipamiento opcional, la lista de elementos es también casi idéntica. Los dos cabrios disponían de luces bi-xenon con tecnología de luces largas automáticas, además en el caso del BMW equipaba el control de crucero adaptativo (un extra también disponible en el A5 Cabrio) que funcionaba realmente bien y detectaba sin problemas al coche que nos precede.

Algunos elementos diferenciadores eran los asientos ventilados del Audi o la tapicería de cuero “Individual” del BMW. En el caso de los asientos ventilados, es un extra que se agradece en un cabrio, mientras que la calidad del acabado “Individual” estaba fuera de cualquier duda y estaba a la altura de un Serie 7 o de una berlina similar.

Los sistemas de navegación son ambos conocidos pero puestos al día, en el caso de Audi equipa el MMI renovado que ha cambiado algunas teclas y mejorado la usabilidad. Mientras que BMW sigue apostando por el sistema con el joystik en la consola central.

Ambos sistemas de navegación son muy completos y en el caso del BMW ya incorpora conectividad a internet desde nuestro smartphone, la pantalla del sistema del Serie 3 también es de mayor tamaño que el A5 Cabrio.

Finalmentel el BMW disponía del sistema de sonido de serie, con calidad pero que necesitaba algo más de potencia para estar completo, mientras que el Audi disponía de altavoces premium de 180 W, de nuevo tampoco iban sobrados en potencia, pero la calidad del sonido era elevada.

Valoración General

Cuando nos ponemos a hablar de estos dos cabrios tenemos que tener en cuenta sus caracteristicas diferenciadoras, además de los gustos de cada uno. El Audi A5 Cabrio se presenta como un descapotable tradicional con varios puntos fuertes, uno de ellos el espacio en las plazas traseras y el mayor tamaño del maletero.

Mientras que el BMW Serie 3 Cabrio nos ofrece la versatilidad de un techo duro, que lo convierte en un coupé las veces que está capotado, pero a cambio pierde maletero y espacio en las plazas traseras. La calidad de los acabados es común a ambos modelos, además ninguno de ellos derrocha imaginación en el diseño, puesto que son interiores ya vistos en otros modelos o con componentes y formas conocidas.

Los dos propulsores que presentamos son bastante conocidos, uno apuesta por la economía del diesel y otro es más tradicional y emotivo. Ambos propulsores destacaban por la suavidad, no en vano,uno era un V6 y el otro un motor de seis cilindros en línea. El BMW no destacaba por su consumo, pero sí por la entrega de potencia lineal y suave.

Finalmente tenemos en apartado de precios el BMW arranca en los 41.900 euros, frente a los 43.340 euros de precio básico del Audi A5 Cabrio. Toda la información sobre precios está en las respectivas webs de ambas marcas.

Fotos | Diego G. Moreira y equipo de pruebas

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.