BMW empieza a definir su tercer modelo i, que llegará después de 2020

BMW empieza a definir su tercer modelo i, que llegará después de 2020

Escrito por: Guillermo Arnal    14 marzo 2015     Comentario     2 minutos

Los equipos de I+D+i de BMW se han puesto manos a la obra para decidir cuál y cómo será el tercer integrante de su familia de vehículos i. El jefe de esta área, Klaus Fröhlich, ha confirmado a Automotive News Europe que están concentrados en sacarle partido a esta nueva “tormenta de ideas” que conduzcan a su próximo modelo propulsado por energías alternativas, con libertad total a la hora de marcar las pautas.

El nombre, el segmento y demás características de este i permanecen en el aire. Sin embargo, Fröhlich ha ofrecido algunas pistas sobre qué se puede descartar desde el principio. Para empezar, el coche en cuestión no saldrá antes de 2020, sino que tendremos que esperar más de un lustro para verlo en la calle.

bmw-i8

Su desarrollo parece que tomará incluso más tiempo que el del i8, cuyo primer adelanto cobró forma en el Salón de Fráncfort de 2009 como el prototipo Vision EfficentDynamics. Al igual que el i3 y el i8, el tercero tampoco derivará de un producto ya existente en la gama de BMW, sino que se tratará de uno creado desde cero. Se desechan así los rumores que apuntaban a que se materializaría como una variante totalmente eléctrica del X5.

La función de la línea i de la marca alemana es doble: cambiar la percepción del público hacia esta clase de automóviles y desempeñar el papel de laboratorio de pruebas de los últimos avances en tecnología logrados por el fabricante. Estos objetivos únicamente resultan alcanzables si conserva el grado de relativa independencia de la gama convencional del que por ahora disfruta.

bmw i8_formula_e

No obstante, no por ello quedan así disociadas, sino que, como ya han reiterado varios ejecutivos de BMW en el pasado, los progresos adelantados por los i -como la fibra de carbono o las mecánicas híbridas- terminan en el resto de modelos tarde o temprano.

De manera simultánea a la concepción del tercer i, BMW seguirá ocupándose de poner al día el i3 y el i8. Según señaló Fröhlich, la marca se centrará en mejorar las prestaciones y la eficiencia de sus baterías, a razón de una actualización cada tres años. Estas permitirán reducir el precio de dichos vehículos, si bien los actuales propietarios no tendrán la posibilidad de instalar los nuevos componentes en sus unidades debido a que las baterías están integradas en el chasis.

Vía | Automotive News

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.