Ford recurre al grafeno para mejorar el aislamiento acústico y la resistencia al calor de sus vehículos

Ford recurre al grafeno para mejorar el aislamiento acústico y la resistencia al calor de sus vehículos

Escrito por: Javier López    11 octubre 2018     Sin comentarios     2 minutos

Ford lleva desde 2014 estudiando las diferentes aplicaciones del grafeno, un material muy beneficioso que por fin estará presente en los modelos de la marca.

El sector del automóvil se encuentra en constante evolución, ya que los ingenieros trabajan arduamente para ofrecer novedades y mejoras más eficaces y eficientes. Ford ha querido seguir su propia senda para desarrollar innovaciones que no solo revolucionarán a sus propios productos, sino también al mundo automovilístico. Para ello, la firma del óvalo ha recurrido al grafeno, un material que ya está siendo empleando en otras industrias y que podrá ofrecer importantes mejoras en los coches del mañana. De esta forma, Ford conseguirá convertirse en pionero a la hora de emplear el grafeno para la fabricación de diferentes componentes, los cuales contarán con importantes ventajas.

La firma americana ha buscado evitar recurrir a otros materiales más asentados como la fibra del carbono, con el objetivo de innovar y ofrecer otras alternativas. Es cierto que el grafeno tampoco se presenta como un material asequible pero, gracias a la colaboración de Ford con Eagle Industries y XG Sciences, se ha conseguido minimizar los costes y emplear este beneficioso material de forma eficiente al evitar que se dispare el precio de los productos de la marca.

Los ingenieros de Ford han invertido una considerable cantidad de horas en adaptar el grafeno a sus vehículos. Esto se debe a que este material es capaz de ofrecer importantes ventajas ya que, gracias a su condición, presenta una resistencia 200 veces mayor a la del acero, es un gran conductor fino y flexible y actúa como una gran barrera contra el sonido. Con estas características, el grafeno se presenta como un material imprescindible en la industria automovilística, algo de que lo que Ford se ha percatado rápidamente.

Fue en el año 2014 cuando la marca estadounidense comenzó a estudiar el grafeno y cómo este podría aplicarse en sus vehículos. En un principio, Ford centró todos sus esfuerzos en desarrollar mediante este material cubiertas de conducciones de combustible, cubiertas de bombas y cubiertas delanteras de motores, con el objetivo de ahorrar peso y ofrecer un aislamiento considerablemente mayor en el habitáculo.

Cuatro años más tarde, Ford ha conseguido completar con éxito estas piezas, las cuales nacen del mestizaje entre el grafeno y la espuma. Gracias al empleo de ambos elementos, la firma americana ha conseguido una reducción de ruido de un 17%, una mejora de un 20% en el rendimiento mecánico y una mejora de un 30% en lo que respecta a la resistencia al calor.

Ford da el pistoletazo de salida para la producción de su furgoneta de reparto 100% eléctrica

Ford da el pistoletazo de salida para la producción de su furgoneta de reparto 100% eléctrica

Ford acaba de dar el pistoletazo de salida para la producción de su furgoneta 100% eléctrica, la cual cuenta con 122 CV y una autonomía total de 200 kilómetros

LEER MÁS

Pese a que aún quedan muchos más avances que realizar y numerosas aplicaciones que descubrir del grafeno, Ford tiene intenciones de introducir este componente en sus líneas de producción a finales de año. Los primeros modelos en experimentar la presencia del grafeno serán el Ford F-150 y el Mustang, pero muy pronto nos encontraremos con más productos de la firma recurriendo a dicho material.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.