14 febrero 2018 Comerciales

IVECO_StralisNP (34)

Estos últimos meses estamos leyendo mucho acerca de los nuevos modelos de camiones movidos por electricidad, como el Semi de Tesla o el Nikola One, que parece que estarán listos dentro de muy poco. También hay modelos propulsados por una pila de combustible alimentada con hidrógeno. Pero, aunque en vehículos más pequeños parece que la movilidad eléctrica será el tipo de coches más comunes fuera de los motores de combustión, en el caso de los grandes camiones parece que la movilidad del futuro llegará de la mano del Gas Natural Licuado.

Esta parece ser la conclusión a la que ha llegado el Ministerio de Transporte e Infraestructura Digital de Alemania, que ha puesto a este combustible por delante de la pila de combustible y los camiones eléctricos como alternativas al diésel. Uno de los motivos para considerar esta alternativa al diésel es la aparición de camiones propulsados por GNL, que han mejorado su autonomía y potencia en muy poco tiempo. De hecho, hay modelos aparecidos estos últimos cinco años, que igualan la potencia y autonomía de los motores diésel.

Iveco Stralis XP (4)

Iveco, por ejemplo, se ha especializado en este tipo de camiones y han presentado varios modelos de estas características. Para este fabricante, la única alternativa eficiente al diésel es este combustible, que presenta menos elementos contaminantes y permite un rendimiento similar al del diésel. Alguno de los modelos actuales que utilizan motores alimentados con GNL alcanzan los 460 CV y permiten una autonomía de hasta 1.000 kilómetros. Algo que queda todavía muy lejos en los camiones eléctricos y de pila de combustible.

El diésel parece que se ha convertido en el enemigo a batir, y ya vemos que incluso está perdiendo terreno en las matriculaciones a nivel europeo. Si en los coches ya parece ser un hecho, en el mundo del transporte parece que se va moviendo todo hacia la eliminación de los grandes y potentes motores de este tipo. Con los motores de Gas Natural Licuado, se reducen las emisiones pero también el ruido que provocan, algo que también se tiene en cuenta a la hora de diseñar a los tractores del futuro.

IVECO_StralisNP (50)

Los camiones eléctricos todavía necesitan mucho desarrollo. Lo que vale para los coches no parece ser una solución válida para los camiones, que precisan una potencia y unas capacidades muy superiores a estos. Con el GNL, ya se puede optar a esa potencia que se precisa para mover grandes cargas durante muchos kilómetros. Iveco ha lanzado hace varios meses el Iveco Stralis NP, el tope de gama de sus camiones con gas, que emite un 10% menos de emisiones que su equivalente diésel, pero que puede llegar hasta el 95% si se utiliza biometano, que también puede mover este camión.Las emisiones de partículas de NOx son un 50% menos que en el caso del diésel y el ruido producido se reduce también a la mitad, aproximadamente.

El motor se alimenta con el gas almacenado en dos depósitos de 400 kg y tiene una autonomía de hasta 1.500 kilómetros. Y todo ello, ya en el mercado, a diferencia de los modelos eléctricos que todavía están siendo probados por los fabricantes. Los próximos años serán dominados por este tipo de vehículos y tendremos que esperar a que lleguen los camiones eléctricos y de pila de combustible totalmente desarrollados para comprobar si resultan tan eficientes como lo están siendo ya los camiones propulsados con Gas Natural Licuado.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *