El nuevo Porsche 911 quiere eliminar el aquaplaning con un nuevo modo de conducción

El nuevo Porsche 911 quiere eliminar el aquaplaning con un nuevo modo de conducción

Escrito por: Victor Alós Yus    7 enero 2019     Sin comentarios     2 minutos

Una nueva tecnología pensada para el Porsche 911 consigue que este modelo de superdeportivo reduzca el riesgo de aquaplaning y mejore su estabilidad en mojado

El aquaplaning es uno de los problemas más importantes que se pueden encontrar durante los días lluviosos. Ya hemos visto en un artículo anterior cómo actuar si nos encontramos con este problema, pero siempre lo mejor es evitar la situación. Tenemos varias recomendaciones, pero hasta el momento, todo dependía del estado de los neumáticos, la precaución al conducir bajo la lluvia y la suerte. Pero ahora, Porsche ha diseñado un sistema para poder incrementar la seguridad en la conducción sobre la calzada mojada.

El sistema anti-aquaplaning diseñado por Porsche está incluido en el equipamiento del Porsche 911 y consta de varios elementos que ayudan a este superdeportivo a evitar este problema. En el caso del Porsche 911, su bajo peso y las ruedas pueden provocar un mayor riesgo de sufrir el aquaplaning, así que han trabajado para minimizar el riesgo. Este sistema se activa con el nuevo modo de conducción “Wet“, que incluye el nuevo modelo de este coche clásico.

Porsche 911 sistema anti-aquaplaning

El sistema de conducción sobre firme mojado actúa gracias a los datos obtenidos por unos sensores instalados en los pasos de rueda delanteros. Unos pequeños micrófonos registran el sonido que hace el agua al salpicar el interior de estos pasos de rueda y si detecta un volumen determinado de agua, avisa al conductor para que active el sistema de conducción.

Para reducir el riesgo de aquaplaning, el sistema aumenta la potencia en las ruedas delanteras, más pequeñas y que consigue más agarre para superar el tramo mojado. También reduce el par motor y activa una serie de flaps repartidos por la carrocería para mejorar la aerodinámica y mantener el coche bien anclado al asfalto.

Además, los sistemas Porsche Stability Management y Porsche Traction Management reducen su actuación para evitar el riesgo durante la conducción. Este sistema permite que los Porsche 911 eviten de manera eficiente el problema del aquaplaning, aunque no lo elimina totalmente. En la década de los años 1990 ya existía una tecnología similar en Porsche, pero no se utilizó en ningún modelo en ese momento. Hoy, hará que el Porsche 911 sea todavía más seguro y aunque no se puede habilitar en todos los coches, puede ser un inicio para crear soluciones similares para otras marcas.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.