12 noviembre 2015 Superdeportivos, Todoterrenos / SUV, Urbanos

coches_bond_spectre
Hace solo unos días que se ha estrenado la nueva película de James Bond. En esta nueva entrega se dan varias circunstancias que la convierten en algo especial. Para empezar, se trata de la última película protagonizada por Daniel Craig, el actor que ha llevado el traje del famoso espía en las últimas cuatro entregas. Pero también marca el regreso de Spectre, la temible organización que se sitúa frente al célebre agente 007. Y junto al super agente y sus enemigos, encontramos como siempre un buen número de coches que vale la pena conocer.

El más impactante de la película es el sorprendente Aston Martin DB10, un coche del que solo se han fabricado 10 unidades. Se trata de un modelo diseñado exclusivamente para aparecer en la película y por desgracia, y por necesidades de producción, siete de ellos han sido destrozados en las escenas de persecución de la cinta.

El Aston Martin DB10, un coche de lujo pensado para ser conducido por James Bond

Este modelo de lujo, del que se asegura que no se construirán más unidades tras la película. El coche cuenta con un motor V8 de 4.7 litros con un cambio de marchas manual de seis velocidades. El Coupé se ha fabricado completo, tal y como sería un modelo de producción, para dotarlo de todas las características que necesita para ser realmente un coche de película.

coches de Spectre (17)

Se ha montado sobre una plataforma VH y es un cupé de dos puertas que impresiona por su aspecto, deudor del Aston Martin DB5 con el que se inició la relación entre el agente 007 y la marca británica. Para que su diseño se ajustara a lo que se necesitaba en la película, el propio director de la misma, Sam Mendes, colaboró con el departamento de diseño. Un coche espectacular que solo puede estar a las órdenes de lo que indique el más popular espía del mundo del cine.

Jaguar C-X75, el coche del villano

En esta película el malo es Christoph Waltz, pero su segundo está interpretado por Dave Batista, quien protagoniza junto a Daniel Craig una de las escenas mas espectaculares de la última aventura de de James Bond. Se trata de la persecución en la que Bond conduce el DB10 y Mr. Hinx, su rival, se pega a su rueda utilizando este Jaguar C-X75.

coches de Spectre (1)

El potente motor sobrealimentado V8 de 5.0 litros permite alcanzar una potencia de 505 CV, que va unido a otros dos motores eléctricos, uno por eje, que eleva la potencia hasta los 880 CV. Esto es lo que hace que la persecución se convierta en un duelo de titanes. Este bloque es el que se encuentra también en el Jaguar F-Type R y el nuevo XJR. Se ha fabricado en aluminio, para evitar que el peso afecte al rendimiento. Por desgracia, tampoco es un coche que se pueda encontrar en el mercado, ya que se trata de un prototipo que no ha llegado a la fase de producción.

Range Rover Sport SVR y Land Rover Defender Big Foot, todoterrenos para las escenas de montaña

Cuando se trata de perseguir a un superespía, no se puede ir con medias tintas. En las escenas que transcurren en los montes nevados, este es el modelo que cobra protagonismo. El Range Rover Sport SVR es el más potente de la marca, un potente todoterreno que alcanza los 542 CV, ofrecidos por un motor V8 de 5.0 litros y una caja de cambios ZF 8HP70 de ocho relaciones optimizada que le permite gestionar toda esa potencia.

coches de Spectre (22)

Junto a este modelo se puede ver también el Land Rover Defender Big Foot, un clásico que no tiene mucho que envidiar al modelo más moderno y que se configura como un coche indispensable para recorrer los terrenos más complicados. Las ruedas que equipa este modelo le permiten acceder a cualquier lugar, con una facilidad impresionante.

El Fiat 500, otro de los grandes vehículos de Spectre

Lejos del lujo del que hacen gala estos dos grandes superdeportivos y los dos todoterrenos, nos encontramos con un coche en la película que no tiene nada que envidiar en cuanto a popularidad. De hecho, probablemente se trate del coche más popular de todos los que han participado en esta película. Se trata del Fiat 500, que también se ha beneficiado de un rediseño profundo que lo ha vuelto a colocar en primera línea.

Las calles de Roma, donde transcurre parte de la acción, son ideales para que este pequeño urbano se mueva sin llamar especialmente la atención. Desde luego, este coche no es tan espectacular como los otros dos. Eso sí, cumple con su cometido en la película y comparte un momento con estos en la esperada película que significa el final de la participación de Daniel Craig en la saga cinematográfica.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *