Mercedes-Benz Vision EQXX: el coche eléctrico de los 1.000 km de autonomía, cada vez más cerca

Mercedes-Benz Vision EQXX: el coche eléctrico de los 1.000 km de autonomía, cada vez más cerca

Escrito por: Antonio Roncero   @roncero_antonio    3 enero 2022     6 minutos

Con el Mercedes-Benz Vision EQXX, la marca de la estrella nos muestra cómo podría ser en un futuro muy cercano la tecnología que permitirá a sus coches eléctricos superar los 1.000 km de autonomía.

¿Un vehículo eléctrico con un consumo de menos de 10 kWh cada 100 km, capaz de recorrer hasta 1.000 km con una sola carga? De momento se trata de un prototipo: el nuevo Mercedes-Benz vision EQXX. Pero también de una declaración de intenciones.

Al menos así lo ha presentado Mercedes en el CES de Las Vegas. Y es que la marca de la estrella ha embarcado toda su tecnología disponible en este prototipo para poner en el mercado el coche más eficiente que hamás ha construido. Además, presumen -o más bien avisan a la competencia– de que el Vision EQXX no es solo un “show-car”, sino que forma parte de un avanzado programa de desarrollo que permitirá a la marca llevar a la serie nuevas soluciones en períodos de tiempo especialmente cortos.

¿Quiere esto decir que pronto veremos un EQXX de calle? Todavía no se han manifestado al respecto. Pero a juzgar por las imágenes, puedes apostar a que el EQXX no necesitaría muchos cambios para poder brillar mañana mismo en un concesionario de la marca. Otra cosa es la autonomía que finalmente pueda homologar, pues los 1.000 km anunciados por el EQXX son una “simulación digital que recrea condiciones reales».

Pero al menos, ya es un paso más hacia un futuro cercano en el que la autonomía dejará de ser un factor en contra de los coches eléctricos.

Una cuestión de eficiencia

Un primer dato nos revela lo ambicioso del proyecto EQXX de Mercedes, y también explica esa cifra de autonomía, equiparable ya a la distancia que recorre un coche con motor turbodiésel sin repostar. Dicen en Mercedes-Benz que el sistema de propulsión del EQXX alcanza un 95% de eficiencia, en comparación con el 75% de los coches eléctricos “convencionales”. Y para lograr este impresionante registro, se ha trabajado en absolutamente todas las áreas del coche.

Mercedes Benz Vision Eqxx Mercedes Benz Vision Eqxx

Par empezar, la batería, desarrollada en colaboración con los expertos en Fórmula 1 de Mercedes-AMG High Performance Powertrains (HPP), tiene una capacidad de 100 kWh. Nada nuevo ni sorprendente, si no fuera porque resulta un 50% más compacta que la del Mercedes EQS y, con un peso total de 495 kg, un 30% más ligera. Si yo tuviera un Mercedes-Benz EQS y no fuese de renting, empezaría a estar ya muy preocupado… y eso que acaba de salir al mercado.

El secreto de esta batería, además de su tecnología de 900 voltios (rebasando así los 800 voltios con los que trabajan los Hyundai IONIQ 5, Porsche Taycan o Kia EV6) es la alta densidad de energía conseguida por los ingenieros de Mercedes, de nada menos que 400 Wh/l. Y esto es posible, en gran parte, a la utilización de ánodos especiales con mayor contenido en silicio. También la arquitectura denominada “OneBox”, que permite separar los componentes eléctricos y electrónicos creando más espacio para las celdas.

Mercedes Benz Vision Eqxx Mercedes Benz Vision Eqxx

En cuanto a la electrónica de potencia, está derivada de la que utiliza el hypercar Mercedes-AMG Proyect ONE. Y también es innovador el sistema de gestión térmica, con un concepto de “refrigeración bajo demanda” que combina un sistema de gestión de flujo de aire con una placa de refrigeración bajo el vehículo.

Otro sistema utilizado en el EQXX que pronto podríamos ver en los coches eléctricos de calle de Mercedes es el nuevo concepto de bomba de calor multifunete, que no solo recupera el calor residual del sistema de propulsión, sino que también utiliza un intercambiador de calor externo que extrae el calor del aire del ambiente.

Todo suma: resistencia de rodadura, aerodinámica, placas solares en el techo…

Por el momento Mercedes no ha revelado muchos datos técnicos sobre el EQXX, como prestaciones o dimensiones exteriores. Sí anuncia la potencia del motor eléctrico: 150 kW, así como la distancia entre ejes, de 2,80 metros. El peso total del vehículo es de 1.750 kg, gracias a las distintas tecnologías de construcción ligera utilizadas.

Mercedes Benz Vision Eqxx Mercedes Benz Vision Eqxx

Sin embargo, un dato sí que llama mucho la atención, y está muy relacionado con la autonomía: el coeficiente aerodinámico. Mercedes anuncia un Cx de solo 0,17, con una superficie frontal menor incluso que en un Mercedes CLA. Recordemos que el Mercedes EQS se ha presentado recientemente como el coche de producción en serie con mejor aerodinámica del mundo, con un Cx de 0,20; poco le va a durar el récord. A destacar en la estilizada silueta del EQXX el sistema de control de aire de refrigeración con cortinillas activas, la llantas de diseño aerodinámico, los espejos retrovisores optimizados (convencionales, no virtuales) y, sobre todo, la zaga en claro descenso y con un doble difusor activo.

Claro que habrá que ver cómo condiciona un diseño tan rendido a la eficiencia aerodinámica al espacio en las plazas traseras. También es curioso que, toro en aras de beneficiar el flujo de aire, la vía trasera sea 50 mm menor que la delantera.

Mercedes Benz Vision Eqxx Mercedes Benz Vision Eqxx

Otras característica especiales del Mercedes EQXX, directamente relacionadas con la eficiencia y la autonomía, son el techo con células fotovoltaicas y los neumáticos. El techo cuenta con 117 células que, según Mercedes, permiten la autonomía unos 25 km en con día soleado en condiciones ideales. Y los neumáticos, desarrollados por Bridgestone, son de ultra baja resistencia a la rodadura, y van montadas en llantas forjadas fabricadas en magnesio.

Por cierto, salvando las distancias, este Mercedes EQXX tiene muchas cosas en común con otro coche eléctrico presentado ya hace un par de años, que también presumía de autonomía: el Lightyear One. ¿Será solo cosa mía, o vosotros también pensáis lo mismo?

El diseño interior del Mercedes EQXX

Y para los que pensábamos que con el Hyperscreen del Mercedes EQS ya habíamos llegado a lo más de lo más, atentos al EQXX: aquí no hay salpicadero como tal, puesto que todo el salpicadero es una pantalla que ocupa la anchura del coche, con nada menos que 47,5 pulgadas y una resolución 8K, que conecta literalmente al conductor y a los pasajeros con el coche y con el exterior.

Mercedes Benz Vision Eqxx Mercedes Benz Vision Eqxx

La complejidad ha sido máxima, sobre todo para los expertos encargados de desarrollar el primer sistema de navegación 3D en tiempo real para una pantalla con este tamaño. Pero también para lograr que sea eficiente desde el punto de vista energético. Para ello se utiliza un sistema de retroiluminación mediante mini-LED con más de 3000 zonas de atenuación local, lo que permite que la pantalla solo consuma energía en las partes específicas cuando se necesita. También se ha desarrollado una interfaz nueva, una evolución de la utilizada en el EQS, que prescinde de submenús y funciona de forma proactiva, mostrando lo que se necesita y con una función de zoom especialmente intuitiva.

Mercedes Benz Vision Eqxx Mercedes Benz Vision Eqxx

A partir de aquí, el resto de descripciones sobre el interior del EQXX suenan ya a coche de exhibición, o incluso a auténtica ciencia ficción: sistema de sonido digital 4D, computación neuromórfica para el procesamiento de la información, simulaciones biónicas… De momento, nos conformamos con que se cumplan los 1.000 km de autonomía.

Galería de imágenes Mercedes-Benz EQXX

Deja un comentario