El Senado estadounidense rechaza los préstamos a Chrysler, GM y Ford

El Senado estadounidense rechaza los préstamos a Chrysler, GM y Ford

Escrito por: Guillermo Arnal    12 diciembre 2008     2 Comentarios     2 minutos

Ayer os comunicábamos que la Cámara de Representantes había dado el visto bueno al plan de rescate de los 3 grupos automovilísticos, sin embargo, quedaba todavía que se votara en el Senado. Y es ahí donde ha fracasado, a causa de 8 votos que han faltado para conseguir los 60 necesarios para poder aprobarlo (con 38 votos en contra) y por la oposición de algunos republicanos que no veían bien las ayudas económicas.

Uno de los puntos en los que hubo desacuerdo, lo que favoreció el fracaso de la votación, fue en los salarios de los trabajadores. Los republicanos querían que los fabricantes redujeran los sueldos de sus empleados a la misma cantidad que tienen los de otras empresas como Toyota en poco tiempo. Esto fue rechazado por completo por los sindicatos, cuya posición era ceder a una reducción de sueldo pero solamente a partir de 2011 y no de inmediato.

No obstante, el asunto principal que no acababan de ver los votantes en contra fue que ese préstamo económico llegara a dar verdaderos resultados satisfactorios, por lo que no lo veían como una inversión segura.

A partir de aquí, el plan inicial ya no tiene futuro, por lo que se está barajando recurrir a otro alternativo. Una solución que parece tener posibilidades es la que ha dado el senador republicano Bob Corker, dentro de la cual se exige a los fabricantes terminar con sus deudas antes del 31 de Marzo de 2009 y aprobar la reducción de salarios para equipararlos a los de otros fabricantes. Sobre este plan os comentaremos más después.

En cuanto a los siguientes pasos de los fabricantes, cada uno tiene su peculiar situación. General Motors pide al gobierno un préstamo urgente para llegar a Marzo y terminar el año de alguna manera, además de ir considerando más soluciones a corto plazo. Ford asegura que es la que menos problemas tiene porque su liquidez todavía da para aguantar y podría soportar que alguno de los otros grupos se declarara en bancarrota. Pero Chrysler desgraciadamente no tiene dinero suficiente ni para terminar el año. Este grupo y GM ya tienen contratados abogados que los ayudarían a pasar a la bancarrota.

Las consecuencias de esta grave situación se extienden a la estabilidad de los puestos de los trabajadores y a la situación de impagos a los proveedores. También se ha dejado notar el fracaso de la ayuda en los índices de las bolsas que han caído unos cuantos puntos.

No cabe duda de que van a ser unas de las navidades más duras para las personas relacionadas con la industria del automóvil en Norteamérica, y que va a cambiar seguro el paradigma que había hasta ahora en esa región. Os iremos informando de novedades al respecto.

Vía | Autoblog en Español

un comentario

  1. topspeed.es dice:

    La verdad que es una verdadera lastima que el senado no allá aprobado esta medida, por que la verdad que considera que hubiera sido una muy buena manera para evitar despidos en maza, saludos.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.