Prueba y opinión: Peugeot 508 SW Hybrid, un familiar deportivo y eficiente

Prueba y opinión: Peugeot 508 SW Hybrid, un familiar deportivo y eficiente

Escrito por: Antonio Roncero   @roncero_antonio    3 agosto 2021     11 minutos

Con una carrocería station wagon de estilo coupé y un sistema de propulsión híbrido enchufable, el Peugeot 508 SW Hybrid puede ser un coche familiar, deportivo, eficente… o todo a la vez.

En la gama Peugeot 508, a la venta en nuestro mercado desde 2019, existe una versión especialmente recomendable por versatilidad, tecnología, confort, eficiencia y, por qué no decirlo, también por su diseño. Me refiero a la variante con carrocería familiar y propulsión híbrida enchufable, el Peugeot 508 SW Hybrid. Lo tienes con descuentos desde unos 43.000 euros con acabado Active Pack, sin contar ayudas a la compra del Plan Moves, ni el descuento adicional de unos 2.200 euros que ofrece Peugeot si haces la compra online. La versión más lujosa, Allure Pack, se va a 46.200 euros, mientras que el acabado deportivo GT cuesta 47.450 euros, y 51.410 euros el GT Pack.

Con esta tecnología también puedes elegir la berlina, pero te recomiendo que veas los dos en vivo y en directo: será muy difícil que el Station Wagon no te parezca más bonito. Juega a la moda del “familiar coupé”, a la que se apuntaron otros como el Volkswagen Arteon Shooting Brake, que sería uno de sus principales rivales. Por cierto, el Volkswagen también tiene una interesante versión híbrida enchufable.

Peugeot 508 Sw Hybrid 10

Aquí no prima tanto la versatilidad o el espacio como en otros familiares de corte más clásico, como por ejemplo un Skoda Superb Combi. Y como vamos a comprobar, esto tiene sus desventajas. Pequeñas concesiones que hay que hacer para que cuando mires al 508 SW, especialmente desde el lateral o la parte trasera, lo veas con otros ojos.

Lo que sí tengo claro es que merece la pena invertir los alrededor de 1.300 euros de diferencia que existen con la berlina a igualdad de motor y equipamiento. Y ahora no hablo únicamente de cuestiones estéticas; dicho sea de paso, el 508 de tres volúmenes también me sigue pareciendo uno de los coches más llamativos de esta categoría.

Peugeot 508 SW: ventajas de un diseño familiar deportivo

Para empezar, la mayor altura libre hasta el techo en las plazas traseras y el maletero con mayor capacidad, junto a la versatilidad que ofrece el portón, ya justifican por sí solas la inversión. Otra cosa es que busques un coche familiar que realmente sobresalga por su espacio, no por su diseño.

Peugeot 508 Sw Hybrid 20

Hay vehículos en esta categoría que superan con holgura los 530 litros de capacidad de maletero del 508 SW, pero ninguno tiene un diseño tan dinámico. Su carrocería mide 4,78 metros, unos tres centímetros más que la berlina. Pero la altura es de apenas 2 centímetros mayor, y eso que ahí están las barras en el techo. Se queda en 1,42 metros de altura, una cifra inferior a las de berlinas familiares de corte más «clasico», lo que no impide al 508 SW ofrecer más espacio para la cabeza de los ocupantes de las plazas traseras. Aquí podrán viajar cómodamente dos adultos, pues no sobra anchura y un tercer pasajero tendría problemas.

Peugeot 508 Sw Hybrid 38

En el «debe» de este diseño, cuando se trata de aprovechar la capacidad de carga hasta el techo no se gana tanto espacio como en otros familiares más «cuadrados» al eliminar la cortinilla que cubre el maletero. Tampoco me ha gustado cómo ha resuelto Peugeot las ventanilla sin marco en el caso de las puertas traseras. En las imágenes verás que el tercer acristalamiento lateral no se oculta, quedando estéticamente muy feo, además de muy expuesto, cuando se bajan las ventanillas.

Peugeot 508 Sw Hybrid 13

El portón puede contar con apertura motorizada y función de activación manos libres, pasando el pie por debajo del paragolpes. Y opcionalmente es posible completar los elementos que incluye de serie para organizar la carga (anillas, ganchos laterales) montando unos prácticos raíles metálicos con argollas móviles, o la característica red de separación entre el espacio de carga y el habitáculo.

Los respaldos de los asientos traseros, divididos en secciones 60/40, se abaten fácilmente contra el respaldo desde unos tiradores situados en el propio maletero, o desde el habitáculo. En este caso el volumen total de carga alcanza casi 1.800 litros. Un receptáculo destinado al efecto permite llevar el cable para recargar las baterías sin que moleste suelto en el maletero.

Puesto de conducción del 508 SW Hybrid

No hay diferencias entre el puesto de conducción del 508 SW frente a la berlina. Sí hay algunas entre las versiones con motores gasolina o diésel y el híbrido enchufable en lo referido a la instrumentación. Las peculiaridades que ofrece el sistema i-Cokpit de Peugeot, con el volante muy pequeño y la instrumentación situada por encima, requiere un período de adaptación, y no todos los conductores acaban de encontrarse cómodos; por ello siempre recomiendo a quien dirija sus miradas a un Peugeot con esta disposición –actualmente ya todos– que lo pruebe primero. En los SUV, como el 3008, por ejemplo, hay más posibilidades de ajuste y resulta más fácil integrarse con el i-Cockpit.

Peugeot 508 Sw Hybrid 37

En mi caso no me costó acostumbrarme, algo que sí me sucede en otros Peugeot más pequeños, como el 208, por ejemplo. Tampoco me supone un problema lo voluminosa que resulta la consola central, y que puede hacer que te sientas muy encajado detrás del volante. Me gusta mucho la sensación de modernidad y tecnología que transmite el diseño, y el ambiente premium que se respira en el interior en las versiones de acabado superior, como nuestra unidad de pruebas, con una llamativa tapicería de cuero en color rojo.

En general todos los materiales transmiten una impresión muy buena, que se confirma al tocarlos: superficies agradables al tacto y buena terminación y acabado, excepción hecha de la forma en la que se remata el encuentro del piso del maletero con los asientos, que no está a la altura del resto.

Peugeot 508 Sw Hybrid 31

Una vez ajustas el volante a la altura que te permita ver toda la instrumentación, algo que no siempre es posible sin condicionar la posición de tu cuerpo respecto a la carrocería y a los pedales, enseguida te integras en un coche con el que resulta muy agradable recorrer kilómetros. Ayuda la facilidad de manejo de los mandos, el confort de los asientos y los múltiples huecos para dejar objetos, destacando el voluminoso alojamiento bajo el reposabrazos central. El cargador inalámbrico para el móvil queda por debajo de la consola.

Peugeot 508 Sw Hybrid 39

La pantalla multimedia de 10 pulgadas queda en una posición baja respecto a la instrumentación. Podría tener un sistema de desplazamiento por los menús más intuitivo, pero en general resulta rápida y ofrece buena resolución. Se agradecen los botones de acceso directo para acceder a los menús principales,  modo de «tecla de piano», con un diseño muy llamativo y fáciles de accionar.

 

En la despejada consola central queda el botón para el arranque, el selector de modos de conducción y la palanca tipo joystick para la selección de las marchas, con los modos D, B, N, R y un pulsador para el modo Parking. Una vez seleccionado el modo de avance es posible recurrir a las levas situadas tras el volante para cambiar de marcha cuando se circula en modo híbrido. En modo eléctrico puedes usar la palanca para seleccionar el modo «B» de mayor recuperación de energía, por ejemplo al desacelerar o al bajar un puerto de montaña o una pendiente pronunciada.

Peugeot 508 Sw Hybrid 23

 

Peugeot 508 Sw Hybrid 33

La instrumentación digital sustituye el cuentavueltas de las versiones con motor de combustión por un indicador del nivel de potencia que utilizamos en cada momento, en el que también se muestra si estamos recargando la batería. Se puede elegir entre distintas configuraciones, en función del tipo de conducción que vayamos a realizar en cada momento. En algunas de ellas el modo de presentar los indicadores resulta demasiado «futurista», y al final acabas eligiendo la que simula relojes analógicos, que es la que mejor se ve.

En marcha con el Peugeot 508 SW Hybrid

El sistema de propulsión del 508 SW Hybrid es el mismo que utilizan otros modelos del grupo Stellantis. Sin ir más lejos, los SUV 3008 y 5008, el Citroën C5 Aircross Hybrid o el DS-7 Crossback E-TENSE. Utiliza un motor de gasolina 1.6 de cuatro cilindros que en el 508 SW Hybrid rinde 180 CV, acoplado un motor eléctrico de 110 CV. La potencia se transmite al eje delantero a través del suave cambio automático EAT8 de ocho relaciones.

Peugeot 508 Sw Hybrid 16

En total, anuncia una potencia de sistema de 225 CV, con un par máximo de 360 Nm. Por encima de esta versión queda una segunda de corte claramente más deportivo, el 508 PSE, no ya por el hecho de ofrecer 360 CV de potencia de sistema y más de 500 Nm de par, sino también por el ajuste específico del chasis y los frenos, así como por la decoración exterior e interior. Aquí puedes leer nuestra toma de contacto con el Peugeot 508 Peugeot Sport Engineered.

Aun así, los 225 CV del 508 SW Hybrid son más que suficientes para que el familiar de corte deportivo acelere de 0 a 100 km/h en 8,7 segundos y alcance con facilidad una punta de 240 km/h, manteniendo siempre un buen nivel de respuesta al acelerador, especialmente si la batería mantiene carga. Esta última tiene una capacidad de 11,8 kWh, y permite al 508 SW una autonomía WLTP en modo eléctrico de 52 km.

Ni que decir tiene que por su condición de híbrido enchufable con esta autonomía, una de las características que pueden ser determinantes a la hora de decidirnos por esta versión en vez de por las variantes gasolina o diésel con las que cuenta la gama es el hecho de contar con la etiqueta CERO emisiones de la DGT. Durante nuestra prueba, recargando a diario sin problemas en un enchufe doméstico, realizamos recorridos mixtos (autovía y circunvalación más algo de ciudad) de entre 35 y 40 km con facilidad.

Peugeot 508 Sw Hybrid 1

El consumo, y también las sensaciones al conducir el 508 SW Hybrid, dependen mucho del programa que elijas en el selector de modos de conducción a través del botón situado en la consola central. Por cierto, el paso de un modo a otro cuando «navegas» por el menú, es un poco lento. La mayor parte del tiempo utilizarás el modo Hybrid, en el que el sistema optimiza el funcionamiento conjunto de los dos motores de cara a la eficiencia. No falta empuje, pero si quieres un tacto más «vivo» puedes tirar del programa Sport y disfrutar de toda la potencia que anuncia. Ya desde la pantalla multimedia puedes optar por el modo eSave si quieres mantener la carga de la batería para una utilización posterior.

Peugeot 508 Sw Hybrid 27

Si sales de casa con la batería descargada, el consumo tampoco es un disparate, moviéndose en cifras similares a la que ofrecería un híbrido no enchufable de características similares: entre 7,5 y 8 l/100 km de media. Y si eliges el modo híbrido con la batería cargada, en vez de dejar que se agote rápidamente recorriendo los primeros 40 km en eléctrico, podrás realizar «tiradas» de unos 150 km con consumos reales por debajo de 2,5 l/100 km.

Más ágil que confortable, pero ideal para recorrer muchos kilómetros

Con la suspensión adaptativa en modo Comfort y el modo de conducción Hybrid, el 508 SW es un coche cómodo para recorrer kilómetros sin esfuerzo, aunque la puesta a punto de su chasis destaca más por ese punto de agilidad que no tienen otras berlinas de este tamaño. Si pisas el acelerador responde con brío, y con ese sonido característico del motor 1.6 PureTech, un poco áspero pero nunca molesto, y que en cualquier caso no cuesta dejar en segundo plano dado lo bien que suena el equipo de audio firmado por Focal.

Peugeot 508 Sw Hybrid 26

En conjunto, por las reacciones y el tacto que transmite la dirección, las suspensiones y los frenos, el 508 SW Hybrid hará las delicias de aquellos que gustan de viajar cómodos pero «ligeros». Lo único que me parece mejorable es el tacto de los frenos, claramente distinto al de la versiones del 508 con motor gasolina o diésel, que brillan en este apartado. Pero te acostumbras enseguida. Potencia y capacidad de frenada no faltan, a pesar del aumento de peso que supone toda la instalación del sistema híbrido.

Galería de imágenes Peugeot 508 SW Hybrid

 


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.