Toyota Yaris Cross: probamos el “mini SUV” híbrido japonés

Toyota Yaris Cross: probamos el “mini SUV” híbrido japonés

Escrito por: Antonio Roncero   @roncero_antonio    16 septiembre 2021     12 minutos

El nuevo Toyota Yaris Cross Hybrid se coloca como el modelo de acceso a la gama SUV de Toyota, con un precio desde 21.500 euros, incluyendo descuentos.

Con el nuevo Toyota Yaris Cross la marca japonesa completa la oferta de carrocerías de la gama Yaris y añade un SUV a su oferta, sumándose a los C-HR, Rav4 y Highlander. El objetivo de Toyota es recuperar una cuota de mercado en el segmento SUV entre las marcas generalistas de dos cifras, alcanzando el 10% en 2022. Recordemos que la marca llegó a tener el 18% de cuota entre los SUV con el Rav4 de segunda generación, cuando el segmento no tenía tanta oferta como ahora.

¿Y qué propone Toyota en un segmento tan competido como es el de los SUV urbanos? Pues un coche que destaca por diseño, versatilidad, bajos consumos y un completo equipamiento de seguridad, confort o multimedia, además de ofrecer versiones con tracción 4×4. Nos hemos puesto a sus mandos en una primera toma de contacto, y esto es lo que nos ha parecido.

El diseño exterior e interior del Toyota Yaris Cross

Exteriormente el Yaris Cross es un SUV muy “resultón”. De no llevar el nombre Yaris por delante no pensarías que en realidad es la versión SUV del utilitario japonés, aunque la plataforma sea la misma, lógicamente, con las suspensiones y la dirección adaptadas para un coche más grande y más pesado.

Presentación Toyota Yaris Cross 2021

Sorprende que a pesar de la diferencia en tamaño, a igualdad de equipamiento el Yaris Cross apenas pesa 95 kg más que el Yaris. Sus dimensiones se van a 4,18 metros de longitud y 1,56 metros de altura; eso son 24 y 9 cm más que Yaris, respectivamente. La anchura aumenta en 2 centímetros. La posición de conducción es 6 cm más alta que en el Yaris, y la altura libre al suelo pasa de 14,5 a 17 centímetros. El aumento en longitud se consigue a través de los voladizos, pues no cambia la distancia entre ejes, que se mantiene en 2.560 mm.

En el interior hay algunos cambios respecto al Yaris, pero se mantienen las líneas generales de diseño del salpicadero, integrando nuevos materiales y dando algo más de protagonismo a la consola central. También cambian los paneles de las puertas. Alrededor de la palanca de cambios se agrupan los mandos que tiene que ver con la conducción, como el selector de modos, el freno de estacionamiento eléctrico, el botón para desactivar el control de estabilidad y, en las versiones 4×4, el mando para los programas de la tracción total.

Habitabilidad y capacidad de maletero

En general tanto la sensación de ajuste como la ergonomía y la visibilidad son muy buenas, con la pantalla del sistema multimedia en posición elevada, una bandeja para dejar objetos entre ésta y los mandos de la climatización, un generoso hueco por delante de la palanca de cambios y los huecos adicionales tras la palanca y en el reposabrazos.

Toyota Yaris Cross 34

Me han gustado especialmente los asientos de las versiones Adventure que hemos podido conducir, de aspecto deportivo pero cómodos y con una buena sujeción. También el volante ofrece un buen tacto, y tiene los mandos para el acceso a las principales funciones accesibles y bien agrupados. Durante la prueba me dio algún problema de estabilidad la conexión inalámbrica del smartphone con AppleCar Play, pero tanto el software como los menús o la calidad de la pantalla del sistema multimedia han mejorado mucho.

Lógicamente el Yaris Cross ofrece un habitáculo más desahogado, especialmente en las plazas traseras. Puedes plantearlo como un coche para cuatro. O para dos adultos con niños, porque la capacidad del maletero también acompaña. Son 397 litros (320 en la versión 4×4), superando en más de 100 litros al Yaris. No es de los mejores de la categoría, colocándose en una posición media frente a sus alternativas, como el Volkswagen T-Roc, el Peugeot 2008 o el Renault Captur, que pasan claramente de 400 litros. Se mueve en las cifras de un Ford Puma, un Seat Arona o un Skoda Kamiq.

Toyota Yaris Cross 39

Eso sí, las formas son muy regulares y aprovechables, cuenta con soluciones como cinturones de sujeción de la carga o un piso dividido configurable en dos alturas, y la posibilidad de abatir los respaldos de los asientos traseros en proporción 60:40 o 40:20:20 en el caso de las versiones más equipadas. También puede contar con sistema de apertura del portón trasero mediante un sensor de pie.

Motor híbrido de 116 CV: sólo una versión… de momento

Al menos de momento, Toyota solo ofrece el Yaris Cross con el mismo sistema de propulsión híbrido auto-recargable del Yaris. No se confirma, pero tampoco se descarta que en el futuro se añadan a la gama versiones más potentes. Aunque la verdad es que, con el planteamiento que tiene este SUV pequeño, los 116 CV de potencia que anuncia cunden lo suficiente.

El motor 1.5 de gasolina de tres cilindros y ciclo Atkinson, que rinde 92 CV y 120 Nm de par, tiene el apoyo de un motor eléctrico de 580 voltios que rinde hasta 80 CV (59 kW) y 141 Nm de par. En esta cuarta generación del sistema híbrido de Toyota se utiliza una unidad de control de potencia compacta, con una refrigeración más eficiente. La batería de iones de litio también aumenta la potencia que es capaz de suministrar respecto a la utilizada en el Yaris híbrido de la generación anterior. Tiene 48 celdas, trabaja con una tensión nominal de hasta 177,6 voltios y su capacidad es de 0,76 kWh.

Presentación Toyota Yaris Cross 2021

 

Todo ello permite aumentar el tiempo en el que el vehículo puede circular en modo eléctrico. Además, ahora es posible que el coche avance durante cortos períodos impusado solo por electricidad a velocidades de hasta 130 km/h. Como resultado, las cifras de consumo homologado del Yaris Cross son muy buenas: de 4,4 a 5,2 l/100 km en el 4×2, y desde 4,7 l/100 km en el 4×4.

Para configurar una variante con tracción a las ruedas traseras Toyota instala un segundo motor eléctrico en el eje trasero, lo que implica también el cambio de una suspensión de eje torsional por un esquema multibrazo. De ahí que la versión 4×4 pierda casi 80 litros de capacidad de maletero.

En realidad, este sistema que Toyota denomina AWD-i no es una tracción total enfocada al rendimiento o las prestaciones. El motor eléctrico independiente del eje trasero tiene una potencia de 3,9 kW y un par de 52 Nm, y solo actúa a velocidades de hasta 70 km/h, para mejorar el agarre a la hora de inicar la marcha o al circular sobre firmes muy adherentes. Equipado con este sistema el Yaris Cross cuenta con un mando giratorio que permite seleccionar entre el modo Snow o el programa Trail, o pasar al modo normal con solo pulsarlo.

Toyota Yaris Cross 38

En modo Snow se reduce el par que el sistema transmite a las ruedas para que no patinen al arrancar o al acelerar, mientras que en modo Trail frena ligeramente las ruedas que pierden más adherencia para repartir más par a las que tienen mayor agarre. En conducción normal el sistema reparte el par desde 100:0 hasta un máximo del 60% al eje trasero.

Al volante del Toyota Yaris Cross

Durante nuestra primera toma de contacto con el Yaris Cross pudimos conducir muchos kilómetros por autopista, además de realizar un tramo de carretera secundaria muy virada en condiciones de lluvia y asfalto deslizante y distintos recorridos urbanos.

Frente al Yaris, al volante se nota que el Yaris Cross es más coche… pero no esperes el tacto de un Corolla, por ejemplo. El Yaris Cross se mueve como pez en el agua por ciudad y en recorridos interurbanos, donde el sistema híbrido mueve al SUV con agilidad haciendo muy fácil la coducción y permitiendo consumos que serían difíciles incluso para un diésel. No es complicado, utilizando el modo ECO, acercarse a los registros oficiales, con unos 4,5 l/100 km de media.

Presentación Toyota Yaris Cross 2021

Esto no quiere decir que no puedas viajar con el Yaris Cross. Pero sí debes tener en cuenta que si vas a realizar con frecuencia recorridos largos por autopista o por carretera, te pedirá tranquilidad si quieres disfrutar de la conducción. El funcionamiento del sistema híbrido invita a conducir de forma eficiente. Sobre todo porque si no mantienes una velocidad constante, o cuando toca acelerar por cualquier causa (para adelantar, para afrontar un repecho o para volver a ganar velociadd rápidamente tras haber frenado, por ejemplo), la peculiar transmisión del Yaris Cross, como sucede en todos los híbridos de Toyota, hace que aumenten las revoluciones del motor y el ruido, lo que no resulta cómodo.

A esto hay que unir el hecho de que, a diferencia de lo que sucede al conducirlo por ciudad, a velocidades de autopista el habitáculo del Yaris Cross no es especialmente silencioso, y los viajes largos pueden pasar factura. Un Corolla Touring, que está posicionado en la gama Toyota al mismo precio que el Yaris Cross, es mucho más cómodo y transmite sensaciones al volante más placenteras a la hora de viajar, con un habitáculo mucho mejor aislado y unas suspensiones que “bachean” mejor.

Presentación Toyota Yaris Cross 2021

Por lo demás, el comportamiento dinámico es bueno, y el Yaris Cross es un coche fácil de conducir. Las versiones 4×4 cuentan con un tarado de suspensión algo más firme, que puede llegar a resultar algo seca en baches pronunciados, badenes o juntas de asfalto; los 4×2, con un ajuste más suave, seguramente serán más cómodos en este sentido. El arsenal de ayudas a la conducción incluye de serie el paquete de elementos de Toyota Safety Sense, con el sistema pre-colisión que asiste la dirección, control de crucero adaptativo -que funciona realmente bien-, sistema de mantenimiento de la trayectoria en el carril y airbag central de serie.

Precios y descuentos del Toyota Yaris Cross

Dejando a un lado el acabado Business Plus, que está principalmente destinado a flotas y empresas, la gama Yaris Cross cuenta con tres acabados para las versiones con tracción 4×2, que son el Active Tech, el Style y el Style Plus; y con dos acabados para el AWD-i con tracción 4×4, el Premiere Edition y el Adventure.

Estos son los precios con el descuento comercial que ofrece Toyota ya aplicado, y que va desde los 2.400 euros para los Active Tech hasta los 3.400 euros para el resto.

  • Yaris Cross Active Tech: 23.350 €
  • Yaris Cross Style: 24.350 €
  • Yaris Cross Style Plus: 26.100 €
  • Yaris Cross Adventure: 27.600 €
  • Yaris Cross Premiere Edition: 30.300 €

La buena notica es que a estos precios todavía se les aplica un descuento adicional de 1.850 euros financiando la compra con la marca, lo que deja el Yaris Cross Active Tech, la versión de acceso, en 21.500 euros.

Presentación Toyota Yaris Cross 2021

En el caso de financiar la compra el descuento adicional no es la única ventaja. Toyota ofrece dos paquetes de servicio muy interesantes que recomendamos no perder de vista. El paquete Easy Plus, que tiene un precio de 500 euros, añade la garantía ampliada a 4 años, y 4 años de mantenimiento. Con el paquete Easy Complet, que cuesta 950 euros, se suma un año de seguro a todo riesgo, con una franquicia de 300 euros.

Financiando con Toyota Easy Plus, la cuota mensual para un Yaris Cross Active Tech es de 185 euros, con una entrada de 6.079 euros y una última cuota de 11.150 euros, tras 48 mensualidades. Con el renting de Kinto One puedes acceder a un Yaris Cross Business Plus desde 279 euros (más iva) mensuales, sin entrada y con todo incluido.

Equipamiento del Toyota Yaris Cross: ¿qué me llevo?

La versión Active Tech del Yaris Cross será la más vendida. Aunque es el nivel de acceso, el equipamiento es muy completo, con faros full led, retrovisores exteriores plegables automáticamente, entrada y arranque sin llave y pantalla TFT a color de 7 pulgadas.

Para este acabado existen dos paquetes opcionales. El denominado Confort añade aparcamiento inteligente, cámaras 360 grados, portón trasero con apertura manos libres y frenado automático pre-colisión trasero. Su precio es de 1.750 euros.

El paquete Connect, por su parte, añade el sistema multimedia Toyota Smart Connect con pantalla de 9 pulgadas y conectividad con Apple CarPlay y Android Auto si necesidad de cable, navegador con actualizaciones de mapas online y cargador inalámbrico para el smartphone. El precio es de 750 euros. El único problema es que no puedes optar a los dos paquetes juntos, hay que elegir entre uno u otro.

Toyota Yaris Cross 35

Puestos a elegir un Active Tech con el paquete Connect, mejor dar el salto al acabado Style, que son 1.000 euros más, pero añade a todo lo que tiene el paquete Connect las llantas de 18 pulgadas, cristales traseros oscurecidos, tapicería de cuero parcial, asientos delanteros calefactables, asientos traseros modulables en proporción 40:20:40, climatizador bizona y detector de presencia en el ángulo muerto. Además, a partir de este acabado ya puedes elegir la pintura bitono con el techo en contraste, que tiene un precio de 900 euros. Hay combinaciones realmente llamativas.

El Style plus cuenta con elementos como el techo solar, el portón trasero con apertura manos libres o un Head-up display de 10” a color que proyecta información en el parabrisas.

Entre las versiones 4×4, el Premiere Edition es una versión de lanzamiento que acabará desapareciendo de la gama. Tiene un equipamiento muy completo, pero pasa de 30.000 euros. La opción más razonable es el Adventure, que además de los detalles de estilo específicos que realzan su aspecto off-road (molduras y paragolpes) incluye de serie barras en el techo, carrocería bi-tono, tapicería de cuero parcial Adventure y sistema Smart Connect.

Galería de imágenes Toyota Yaris Cross


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.