Prueba Seat Tarraco e-Hybrid: un SUV familiar deportivo y con enchufe

Prueba Seat Tarraco e-Hybrid: un SUV familiar deportivo y con enchufe

Escrito por: Antonio Roncero   @roncero_antonio    5 mayo 2021     7 minutos

Con el Seat Tarraco e-Hybrid la marca española ofrece un SUV híbrido enchufable que combina a la perfección la faceta práctica de un coche familiar con el dinamismo propio de un deportivo.

Con motivo de la presentación nacional de la completa gama de vehículos ECO de Seat, hemos podido conducir el nuevo Seat Tarraco e-Hybrid. Y las primeras sensaciones no pueden ser mejores: el sistema de propulsión híbrido enchufable que utilizan, entre otros, el Seat León e-Hybrid, el Cupra Formentor e-Hybrid, los Audi Q3 TFSIe, el Volkswagen Tiguan eHybrid o el Skoda Octavia iV RS, le sienta a las mil maravillas a un SUV como el Tarraco.

Recordemos que modelo más grande de la gama SUV de Seat ofrece una amplia variedad de motores de gasolina y diésel. Ninguno de ellos cuenta con electrificación, salvo el nuevo Tarraco e-Hybrid, que se pasa directamente a la etiqueta CERO de la DGT.

Seat Tarraco e-Hybrid: gama y precios

Los precios del nuevo Tarraco e-Hybrid, incluyendo los 1.500 euros de descuento que ofrece la marca (aparte del descuento adicional por financiar la compra), parten desde 44.870 euros en la versión con acabado Xcellence, y 46.730 euros para la versión FR. Dentro de la propia gama, y en ese mismo nivel de precio, las alternativas son el Tarraco 2.0 TDI 200 CV DSG 4 Drive, o el 2.0 TSI de 245 CV también con cambio DSG y tracción total.

Seat Tarraco Ehybrid 3

La versión híbrida enchufable, con mayor tecnología a bordo y todas las ventajas de la etiqueta CERO, se beneficia de quedar exenta del impuesto de matriculación, por lo que iguala su precio a las mencionadas versiones gasolina y diésel. En caso de duda, puedes decidirte perfectamente por el híbrido aunque no tengas donde enchufarlo a diario, y utilizarlo como híbrido auto-recargable, con la posibilidad de recargarlo de vez en cuando en postes de carga públicos. Una diferencia del Tarraco híbrido enchufable respecto al resto de versiones de la gama es que no se puede elegir en configuración de 7 plazas.

El sistema de propulsión del Seat Tarraco e-Hybrid

Como ya hemos adelantado, el sistema de propulsión que utiliza el Tarraco e-Hybrid es más que conocido. Recurre al motor 1.4 TSI de 4 cilindros y 150 CV combinado con un motor eléctrico de 115 CV que se conectan al cambio DSG de doble embrague y 6 marchas, para transmitir la potencia a las ruedas delanteras. Anuncia una potencia de sistema de 245 CV, con un par máximo combinado de 400 Nm.

Seat Tarraco Ehybrid 45

La batería, situada bajo el piso en la parte trasera, tiene una capacidad de 13 kWh, y permite al Tarraco híbrido enchufable recorrer hasta 49 km en modo eléctrico, o ayudar con su energía a que el motor eléctrico complemente al de combustión para gastar muy poco combustible mientras tiene carga. La autonomía total contando la batería y el depósito de combustible es de 730 km. Su ubicación hace que el Tarraco e-Hybrid no pueda ofrecer una tercera fila de asientos, y que la capacidad del maletero pase de 760 a 610 litros, una cifra que sigue siendo muy buena para un coche en el que pueden viajar cómodamente cinco ocupantes, gracias a su gran espacio interior.

La batería se puede recargar en unas 3 horas y media utilizando un Wallbox de 3,6 kW de potencia. También es posible enchufar el Tarraco a una toma de corriente doméstica de 2,3 kW y cargar durante la noche, una operación que lleva unas 5 horas.

En marcha con el Tarraco híbrido enchufable

Frente al resto de versiones del Seat Tarraco con cambio automático, el híbrido enchufable no presenta más peculiaridades en su conducción que las propias de un coche con un sistema de propulsión que permite circular en modo eléctrico en recorridos cortos. El conductor puede dejar que el sistema se encargue de todo de forma automática, y lo hace muy bien. El coche arrancará en modo eléctrico siempre que la batería tenga carga suficiente, contando con una buena capacidad de empuje y con la posibilidad de circular a una velocidad de hasta 140 km/h. Se pueden recorrer unos 35 km combinando carretera y ciudad, y llegar a los casi 50 km anunciados si te mueves exclusivamente en la urbe.

Seat Tarraco Ehybrid 18

Cuando la batería desciende de un cierto nivel, el sistema pasa a modo híbrido, y combina la potencia del motor de gasolina y del eléctrico según la situación y la demanda de potencia. Lo hace sin que se noten transiciones, siempre con la suavidad por bandera. Aquí, se puede elegir entre dos modos, el híbrido automático, o el híbrido manual, que permite al conductor establecer un porcentaje de carga para mantenerla en reserva y utilizarla con posterioridad. De no hacerlo así, el sistema tiende a utilizar toda la energía de la batería, ya sea para circular en modo eléctrico, o para conseguir un consumo muy bajo. Y cuando digo muy bajo, hablo de medias por debajo de 3 l/100 km, siempre y cuando la batería mantenga carga suficiente. Completamente cargada puede dar para circular en modo híbrido automático, con estos consumos «de risa», durante unos 150 km, aproximadamente.

Seat Tarraco Ehybrid 16

También hay un modo adicional denominado s-Boost, que es en el que el sistema se prepara para utilizar toda la potencia disponible al acelerar. En este modo, el Tarraco es un coche muy ràpido, capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 7,5 segundos, con una respuesta inmediata al acelerador y un notable agrado de uso. La velocidad máxima es de 205 km/h. Cuando la batería se descarga, manteniendo siempre un cierto nivel de reserva, el Tarraco pasa a funcionar como un híbrido auto recargable. La «pega» es que ya no podrás elegir el modo eléctrico… y el consumo se situará entre los 8 y los 10 l/100 km, en función de la conducción, una cifra similar a la que consumirías con el Tarraco TSI de potencia y prestaciones equivalentes.

Lo mejor es que la adaptación del sistema híbrido no solo proporciona agrado de conducción, bajo consumo y las ventajas de la etiqueta CERO de la DGT. El mayor peso no condiciona ni el confort ni el magnífico comportamiento dinámico del Tarraco, especialmente con los ajustes de las versiones FR, que además cuentan con amortiguadores controlados electrónicamente de serie. Resulta cómodo para afrontar largos viajes sin cansarte, o más ágil de lo que esperas para su tamaño si la carretera se «retuerce».

Equipamiento del Seat Tarraco e-Hybrid

El Seat Tarraco e-Hybrid solo se combina con los dos acabados superiores de la gama, Xcellence y FR.

Las versiones Xcellence vienen con un completísimo equipamiento de serie, al añadir a todo lo que traen los Tarraco Style elementos como el asisten de de aparcamiento automático, la apertura y arranque sin llave, portón de maletero automático, cámara de visión trasera, llantas de 19 pulgadas, detalles exteriores cromados, asientos deportivos de confort tapizados en Alcantara, estriberas de aluminio iluminadas, volante multifunción y el paquete Safe Driving Pack. Este último incluye los asistentes precolisión, el asistente de vuelco, el control de crucero adaptativo, las luces largas automáticas, el detector de presencia en el ángulo muerto y la alerta de tráfico posterior. Las variantes e-Hybrid con acabado Xcellence suman respecto al resto de la gama la versión superior del equipo multimedia, con pantalla de 9,2 pulgadas y los servicios de Seat Connect.

Seat Tarraco Ehybrid 38

Con un enfoque más deportivo frente al lujoso Xcellence, el Tarraco FR añade la suspensión deportiva, barras de techo en color negro, paragolpes y spoiler FR, taloneras laterales con molduras negras, amortiguación adaptativa, asientos tipo bucket y volante en piel.

Algunas alternativas al Seat Tarraco eHybrid serían el Ford Kuga PHEV, el Mitsubishi Outlander PHEV o el nuevo Toyota Rav4 Plug-In Hybrid.

Galería de imágenes Seat Tarraco e-Hybrid

 

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.